REANIMATOR, de Florent Calvez

Reanimator - Florent Calvez
Si en lo que respecta a las adaptaciones cinematográficas podríamos decir que H. P. Lovecraft no es que haya salido, por lo general, demasiado bien parado (1), en el mundo del cómic ha habido, creemos, bastante mejor suerte. Nombres como los de Bernie Wrightson, Richard Corben, Philippe Druillet, Josep Maria Beá, Esteban Maroto o Joan Boix, por citar unos pocos, han adaptado y/o se han inspirado, con mayor o menor fortuna, en las obras de Lovecraft para realizar tebeos y/o ilustraciones, alumbrando por el camino algunas pequeñas joyas del medio. Si me preguntan, mi adaptación favorita entre las que conozco sigue siendo la recopilación de Los mitos de Cthulhu dibujados por el gran Alberto Breccia, una obra maestra absoluta -en mi opinión- que no debería faltar en sus estanterías.

El autor galo Florent Calvez, por lo que nos ocupa, se encarga de adaptar al cómic la narración original de H. P. Lovecraft Herbert West, reanimador, con el mismo título que tuvo aquella, digamos, semi-adaptación al cine de Stuart Gordon: Reanimator. Y lo hace de una forma bastante fiel al original, aunque introduce ciertos cambios que, entre otras cosas, nos muestran el destino final del narrador del relato.

Quizá lo más notable de la adaptación en sí, especialmente para quienes hemos leído el relato original, es la correcta y aparentemente bien documentada visualización de la historia a través de las viñetas. Las ropas, los edificios y demás elementos de la ambientación nos trasladan a la época y el contexto en el que sucede la acción, dando un apoyo a la imaginación que enriquece el texto original. Un texto que, sin ser quizá de los mejores de Lovecraft, tiene el sello del escritor de Providence y un encanto muy especial. Inspirado, hasta cierto punto, en el clásico Frankenstein de Mary Shelley, es un relato donde también se cuestionan los límites del conocimiento humano de la Naturaleza, y el precio a pagar por trasgredirlos. Es también el retrato psicológico de una obsesión, y del magnetismo que ejerce esa obsesión sobre los demás, y, acompañando estos temas, no faltan desenterramientos de cadáveres, muertos que vuelven a la vida, encuentros a medianoche con lo innominable, revelaciones fatales, y un final tan desasosegante como suele ser habitual en Lovecraft -por más que, como hemos dicho, en esta adaptación se añada un epílogo, ausente en el original-.

Donde el cómic, conocida la fuente, debe realizar su propia aportación debe ser en el aspecto gráfico y narrativo, y a este respecto creo que cumple con creces. La mayor parte de la obra se construye con viñetas en las que sólo aparecen textos de apoyo, donde la "voz en off" del narrador sirve como hilo conductor de la historia. Esto da un cierto aspecto de "relato ilustrado", pero lo cierto es que la secuenciación desmiente esta impresión con rapidez, ya que utiliza, y muy bien, diversos recursos clásicos del cómic para crear diferentes efectos narrativos. Los diálogos son escasos y más bien lacónicos, lo que ayuda a amplificar el tono de frialdad y horror contenido de la trama.

El estilo de dibujo también acierta, en mi opinión. En principio sobrio y realista, Calvez opta por un entintado con profusión de rayados, huyendo de las masas compactas de negro, con lo cual consigue un aspecto que, personalmente, me recuerda algo al conseguido por Eddie Campbell en From Hell -un relato, por lo demás, con el que guarda ciertas coincidencias, aun superficiales-. El color, aplicado con tonos grisáceos, donde la sangre es de un llamativo violeta, contribuye al aspecto avejentado y decadente de la historia.

El resultado final es, según creo, el de una correctísima adaptación del relato original, que se lee con el conveniente (des)agrado y que aporta una nueva dimensión, la gráfica, y altera la narrativa para dejarnos con un trabajo digno del creador de los Mitos de Cthulhu. Recomendable, pues, para todos los seguidores de Lovecraft y, en general, para aquellos que quieran leer una buena muestra de cómic de horror actual, con una interesante historia bien contada y con una excelente factura visual. Y tomen nota de su autor, del que esperamos ver más obras en el futuro...

(1) Sólo se me ha ocurrido una cinta que considero una excepción, aunque no está basada realmente en ningún relato original del escritor de Providence, sino sólo, digamos, inspirada en algunos aspectos: la muy reivindicable En la boca del miedo, del clásico John Carpenter.


Descripción editorial:

Reanimator

Edición original: Reanimator FRA
12,95 €
Guión: Florent Calvez
Dibujo: Florent Calvez
Formato: Libro cartoné, 128 págs. color.


REANIMATOR. Basado en la obra de H.P. Lovecraft.

De Herbert West, que fue amigo mío en la universidad y en la vida, no puedo hablar sin sentir un terror irrefrenable. Y esto se debe más al extraño trabajo al que dedicó su vida que a las circunstancias siniestras en que desapareció.

1 comentario:

multimaniaco dijo...

Buscaba los datos para darlo de alta en aNobii y lo primero que encuentro es tu reseña :o)

Coincido contigo, para los que hemos leído el relato es una adaptación más que correcta, y los añadidos no rechinan. Sigue siendo una de las relatos de Lovecraft con más vigencia, en mi opinión.

Nos leemos ;o)

Archivo del blog