Molino recupera el clásico MUJERCITAS, con prólogo de Cristina Fernández Cubas

Mujercitas y su primera secuela en un único y bonito
volumen con prólogo de Cristina Fernández Cubas,
una de las grandes de la literatura española actual.
«Hace algunos años, en cierta mesa redonda de imborrable recuerdo, nos preguntaron a los participantes por nuestras lecturas de infancia. Citamos a Verne, a Stevenson, a Salgari... y yo, sin sospechar a lo que me exponía, incluí el nombre de Louisa May Alcott. (...)
No sé de otra lectura que haya producido tantas identificaciones, preferencias y tomas de partido. En las familias de varias hermanas sobre todo, y con una clara ventaja a favor de Jo. Todas quisimos ser Jo. O, por lo menos, la admirábamos. Y Jo —aquí está el dato que ahora me interesa— había decidido ser escritora.
Jo March (no le gustaba que la llamasen Josephine) fue, sin lugar a dudas, la primera autora de mi vida, la primera «novelista de papel» o, si se quiere, el primer personaje «escritora» del que conservo vivo el recuerdo.»  del Prólogo de Cristina Fernández Cubas
 
 
Mujercitas
Aquellas mujercitas
Louisa May Alcott
 
Colección Inolvidables de Editorial Molino
15,5 x 23,2 cm. / TD con sobrecubierta / 496 págs. / 20 € /  Mayo / A partir de 12 años
 
 
Meg, Jo, Beth y Amy son cuatro jóvenes hermanas que viven con su madre y que deben enfrentarse a la aventura cotidiana que es la vida. Sus caracteres son muy diferentes pero el estrecho vínculo que las une las hace inseparables.
 
Mujercitas y su continuación, Aquellas mujercitas, dos clásicos de la literatura norteamericana, narran con intensidad, ternura y humor las alegrías y los problemas de las cuatro inolvidables hermanas de la familia March, de una forma que ha cautivado a numerosos lectores durante generaciones.
Louisa May Alcott nació en 1832 en Germantown, un pequeño pueblo cercano a Filadelfia. Su padre fue un famoso profesor y escritor que se preocupó por proporcionarle una buena educación.
Louisa pronto demostró sentir una gran pasión por escribir. Sus primeros trabajos se publicaron en Atlantic Monthly, una revista literaria y política de Boston. Ya en su juventud era una convencida feminista y se mostró en contra de la esclavitud que sufrían los afroamericanos en Estados Unidos.
En 1862, durante la Guerra de Secesión estadounidense entró a trabajar como enfermera en un hospital, experiencia que le hizo mirar el mundo de otra manera.
En 1868 publicó Mujercitas, que tuvo un éxito arrollador. Desde ese momento, sus obras casi siempre tendrían un gran número de lectores: Aquellas mujercitas, Una muchacha anticuada, Hombrecitos, Bajo las lilas... Pero los constantes problemas de salud que la aquejaban no la dejaron disfrutar plenamente de sus triunfos literarios. Murió en 1888.
 
 
 
 



...
(Nota de prensa).

No hay comentarios:

Archivo del blog