CONAN: LA LEYENDA t. 1, de Kurt Busiek y Cary Nord

Conan La leyenda - Kurt Busiek - Cary Nord - Dave Stewart
No me considero especialmente fan del popular bárbaro creado por Robert E. Howard, pero, si miro en mis estanterías, no puedo decir que falten comics protagonizados por Conan. La etapa de Barry Windsor Smith -incluyendo ese precioso tomo en tamaño álbum en el que se reeditó hace no demasiado Clavos Rojos-, la saga de Bêlit, el tomo Conan el mercenario de Esteban Maroto, y otra etapa que dibujó Gil Kane y de la que les hablaré otro día. Supongo que se dan cuenta de lo que todos tienen en común: el peso de los artistas, cuatro auténticos pesos pesados del cómic como BWS, John Buscema, Esteban Maroto y Gil Kane. Ahora bien, reconozco que no conservo esos comics, ni mucho menos, tan sólo por el dibujo; todos ellos tienen algunas historietas, como poco, entretenidas, y algunas incluso memorables, siendo en este aspecto quizá mis favoritas las de la citada saga de Bêlit.

Pues bien, Planeta de Agostini ha comenzado a recopilar las historietas de esta nueva época del personaje, iniciada en 2003 cuando Dark Horse adquiere sus derechos y recupera -con bastante éxito- la franquicia para el mundo del cómic. Y hay que reconocer que lo hace con bastante tino, consiguiendo que escriba las historias todo un experto en cultura popular -especialmente en comics,  de los que es una especie de enciclopedia humana- como Kurt Busiek. Éste, además, ha conseguido un amplio reconocimiento en su labor de guionista gracias a títulos muy alabados en su momento -entre ellos, Marvels o Astro City-, con lo que su elección como nuevo narrador de las aventuras de Conan suena como todo un acierto.

Por el otro lado, el artista encargado de ilustrar los guiones de Busiek es Cary Nord, alguien que ya sonaría familiar a los lectores de comics de superhéroes, y que en esta serie cuenta con la peculiaridad de que sus dibujos a lápiz no están entintados, sino que el especialista Dave Stewart se encarga de aplicar un excelente color directo. Entenderán, de todos modos, que cuando los referentes visuales para las historias del cimmerio son los citados BWS, Buscema, Maroto y Kane, el nivel de exigencia sea particularmente elevado... Y sí, Nord sale perdiendo en mi comparación particular. De todos modos, no puede decirse que sea un mal trabajo en absoluto, y aspectos como la ambientación, el diseño de personajes, la espectacularidad de ciertas escenas o la claridad narrativa están bastante cuidados. Por lo demás, la labor del colorista merece destacarse, y mucho, siendo la aportación de Stewart fundamental de cara al excelente resultado final del arte visual del cómic.

Y, ¿qué tipo de historias encontramos en el tomo? Busiek opta por adaptar directamente a Robert E. Howard, comenzando por una historieta que sirve de prólogo -y donde Conan, al menos físicamente, no llega a hacer acto de presencia-, y pasando desde aquí a la primera época del personaje, con un cimmerio todavía adolescente -aunque ya un guerrero temible- que todavía se mueve por las tierras heladas del norte, no demasiado lejos de su patria. Y se encuentra, por supuesto, la historia que da título al tomo, una de las historietas ya adaptada en la época marvelita del personaje, y también una de las más recordadas. Se incluyen un total de ocho episodios: un número 0, el citado prólogo, y los siete primeros números de la serie original, los cuales forman una saga completa. Y, francamente, la impresión no puede ser mejor: Conan y su entorno están excelentemente retratados, y no creo que los seguidores más enciclopédicos y puntillosos del personaje puedan poner muchas pegas. Su carácter básico está ahí, matizado por su juventud, quizá todavía sin el punto a veces cínico y algo nihilista que tendrá más adelante, más confiado, pero igualmente rudo y autosuficiente. La trama contiene toda la acción, luchas a espada, brujería y elementos arcanos, mujeres hermosas y demás tópicos de la fantasía heroica que podrían esperarse, pero no descuida las interrelaciones entre personajes, los diálogos o la particular filosofía vital que Robert E. Howard trasladó a su creación. Así, el rousseanismo -dicho descuidadamente- que parte del mito del "buen salvaje" y sirve como modelo de crítica a la decadencia civilizatoria encuentra un ejemplo de manual en el contraste de Conan y sus compañeros frente a los hiperbóreos...

Ahora bien, lo que creo fundamental en estas historias, y por lo que no puedo menos que recomendar ciegamente su lectura, es el hecho de ser tremendamente entretenidas y adictivas: no soy de las personas que se leen tomos del tirón, suelo dosificarlos e incluso intercalar lecturas... Pero en este caso, reconozco haberlo leído prácticamente de una sentada, con un interés creciente por saber qué ocurrirá a continuación y, pese a que las resoluciones y esquemas básicos en este tipo de historietas -es algo que se ha dicho más de una vez- suelen ser algo repetitivos, la pericia de Busiek, Nord y Stewart como narradores consiguen que una historia cuyo argumento ni es original ni particularmente interesante resulte una lectura de las que te atrapan, y te obligan a pasar página, hasta terminar el tomo. Otro ejemplo de que lo importante en este tipo de tebeos no es, tal vez, tanto qué te cuentan, sino cómo te lo cuentan. Personajes carismáticos, acción, magia y una combinación entre horror y belleza... elementos repetidos hasta la saciedad, pero que requieren de artistas tan habilidosos, al menos, como los de este tomo para conseguir un efecto que, aunque parezca sencillo de conseguir, no debe serlo en absoluto. Seguro que los fans del bárbaro recuerdan más de un cómic en los que no por salir Conan, mujeres hermosas, monstruos y brujos dejaban de ser puros bodrios... Algo hay que debe marcar la diferencia, y que no está en esos elementos comunes,  desde luego. Algo que habrá que buscar, como decimos, en los autores. Y algo que consigue una obra de entretenimiento puro y duro, de lectura agradecida y que nos deja con ganas de más. No es necesario buscar mucho más allá, que esto no es poca cosa.

Sobre la edición, pues intachable y con algunos extras que confieren valor añadido al tomo: ilustraciones de cubierta, un prólogo escrito por el propio Busiek y un artículo -muy interesante como introducción a la vida y obra de Robert E. Howard- de  Mark Finn, con bocetos, diseños, ilustraciones y una historieta "de prueba" de Cary Nord.

Dark Horse continúa publicando las aventuras del bárbaro. Después de leer este inicio de serie, y a poco que hayan mantenido el nivel, no es de extrañar que Conan haya recuperado el trozo de mercado que había sido suyo durante tantas épocas gloriosas del personaje. Los viejos fans no se habrán visto en absoluto defraudados, e incluso aquellos que no somos especialmente seguidores no habremos tenido más remedio que rendirnos a la evidencia: Conan, La leyenda es un tebeo que vale la pena leer. Y ya esperamos la nueva entrega.


Conan: La leyenda HC Nº 01: La hija del gigante helado y otras historias

Edición original: Conan The Legend Nº 0 - 07 USA
18,95 €
Guión: Kurt Busiek, Robert E. Howard
Dibujo: Cary Nord
Formato: Libro cartoné, 176 págs. a color.


El impresionante debut de Conan en Dark Horse fue uno de los mayores eventos de la industria del cómic en 2004. El guionista Kurt Busiek, que trajo una perspectiva fresca y novedosa al género superheroico con obras como Marvels y Astro City, se unió al reputado dibujante Cary Nord en una serie que no tardaría en ser aclamada y recomendada por lectores y crítica por igual. Esta nueva visión de Conan supone un retorno a las raíces del personaje, con historias adaptadas directamente de los relatos originales del creador literario del personaje, Robert E. Howard, donde el dibujo está respetuosamente influenciado por el artista definitivo de bárbaros: Frank Frazetta. Howard inventó, con Conan, un estilo de hacer fantasía crudo y explosivo, y este volumen presenta ese estilo trasportado al medio visual como jamás antes se había hecho. Estas historias de Conan contienen toda la energía de los pulps, pero con la profundidad y complejidad narrativa que los lectores modernos solicitan. A partir de una adaptación del clasico de Howard La hija del gigante helado, estas historias relatan las primeras aventuras de Conan fuera de su aldea natal y sus viajes por el frío e inhumano Norte, un lugar donde dioses y monstruos construyen monumentos terribles en su propio honor mientras desgarran carne y sangre como si arasen la tierra.

1 comentario:

El Solitario de Providence dijo...

Otro tomo que va a caer...¡que ruina!Tengo pendiente por leer la etapa actual del personaje que publica actualmente Planeta, un montón de retapados de Forum que me han pasado, varias novelas, el juego de mesa...En fin, como ves el personaje me entusiasma.Saludos.

Archivo del blog