SPIDERWOMAN: ORIGEN, de Brian Michael Bendis, Brian Reed y los hermanos Luna

SPIDERWOMAN: ORIGEN - Brian Michael Bendis - Brian Reed - hermanos Luna
Vaya por delante: Spider-Woman es uno de mis personajes favoritos. No desde siempre, pero sí desde que leí los dos tomos Marvel Essential que recopilan básicamente el volumen uno del personaje, y de los que les comencé a contar cosas aquí (y seguiré haciéndolo). Hasta entonces, apenas la había visto en algunos comics como personaje secundario (recuerdo una excelente historia con la Patrulla-X y los Vengadores, por ejemplo), pero ya sabrán que la SpiderWoman original (ha habido otras mujeres en el Universo Marvel que han ostentado ese nombre, aunque ninguna ni remotamente tan interesante como la primera), tras la cancelación de su primera serie -donde murió al final... aunque, ya saben, nadie relevante permanece muerto demasiado tiempo en los comics de la editorial- había permanecido en un cuasi-limbo hasta que el ubicuo Brian Michael Bendis sorprendió a tirios y troyanos incluyéndola en la alineación "titular" de sus Vengadores... Algo que, en realidad, tampoco resulta tan extraño, dada la querencia -comprensible, si me preguntan- por nuestra Jessica Drew de Bendis. De hecho, supongo que sabrán que el personaje protagonista de su gran serie Alias (la única de Bendis que he leído y me ha gustado, reconozco) y su, ejem, "continuación" The Pulse (con esta haremos como si nunca hubiera existido), iba a ser en principio la Spiderwoman original, aunque ciertas circunstancias obligaron al guionista a crear un personaje de nuevo cuño... Aunque Jessica Drew terminó saliendo en uno de los arcos argumentales de la serie.

Con estos precedentes -un resumen más amplio de la trayectoria del personaje, aquí-, es normal que Brian Michael Bendis tuviera ganas de hacer algo más con el personaje y devolverle a la Mujer Araña un cómic con su nombre en la portada. Y eso es lo que comenzó a hacer con este Spiderwoman: Origen que nos ha traído Panini en uno de sus tomos 100% Marvel, recopilando la miniserie original norteamericana. Para ello ha contado con la colaboración de Brian Reed en el guión y de los hermanos Luna en el dibujo y color. Así, aprovechando la excusa de contarnos el nuevo origen del personaje, estos autores han conseguido poner en las tiendas otros cinco números de Spiderwoman... como aperitivo de la nueva serie que debía ser regular del personaje y que sin embargo, por el momento, se ha quedado -lástima- en apenas siete números, si no voy mal.

Yendo a la historia en sí, Bendis no se ha complicado mucho la vida, y parece haberse limitado a "actualizar" la historia de origen del personaje tal y como fue concebida por sus creadores y continuadores en el volumen uno del personaje. Lo básico está aquí: padres investigadores, montaña Wundagore, Hydra, Nick Furia y SHIELD... Contado tal y como se cuentan hoy en día este tipo de historias, o sea, "descomprimidas" y con un tono más molón, ya saben. Personalmente me sigo quedando, con mucha diferencia, con las historietas más antiguas.

Por lo demás, hay un par de cosillas que en la historia son resueltamente ambiguas; concretamente, el papel del Alto Evolucionador y su contexto en el origen de Jessica. Aquí aparecen visiones que tanto podrían ser alucinaciones como tener un fondo de verdad... No sé. Bendis tampoco se ha atrevido, de momento, a utilizar la idea original de Archie Goodwin para el personaje -que Stan Lee ya rechazara y obligara a cambiar en su día, esto es, que Jessica fuese en realidad una araña mutada por el Alto Evolucionador para resemblar un ser humano-... Algo, creo yo, bastante acorde con el tono bizarre que tuvo la serie original, sobre todo en su primera época, aunque sin abandonarlo del todo. No es difícil imaginar una historia al estilo de la clásica Lección de anatomía de Alan Moore en la que Jessica descubriría que es una araña mutada en ser humano... Alguien con un pasado tan turbulento como ella recibiría con ello una puntilla que, creo yo, la pondría en una situación más que interesante. Pero divago.

Mención aparte merece el dibujo. Que los hermanos Luna han recibido más palos que una estera por su peculiar modo de hacer no es nada nuevo, y desde luego resulta algo chocante la simplicidad del trazo, por no decir molesta su costumbre de emborronar los fondos con filtros de Photoshop hasta convertirlos en manchas de color indistinguibles. Lo que me extraña más son las críticas que dicen que son malos narradores... Aquí no coincido; vale que su dibujo no será muy vistoso para los estándares actuales, pero hay que reconocerles que saben contar una historia en imágenes, todo es nítido y distinguible (las figuras, al menos, que los fondos ya les digo...) y la secuenciación es más que correcta. Yo, al menos, no sólo no he tenido ningún problema para seguir la historia, sino que además confieso haber devorado el tomo de una sentada -algo no muy habitual en mí- y de una manera cómoda y fluida. Otros opinan de otro modo... percepciones de cada cual, es lo que hay.

En resumen: una historia de Spiderwoman que, desde luego, no me va a hacer olvidar los tebeos "de culto" del personaje, ese -para mí- maravilloso volumen I que es una estupenda muestra del buen hacer de los autores marvelitas en esa a veces denostada década de los setenta. Pero, al tiempo, es un tebeo que se lee con facilidad, entretiene lo justo y, para quienes como yo somos fan del personaje, era poco menos que una lectura obligatoria. Ahora tengo pendientes los números de la (mini)serie que ha seguido, y que tiene el aliciente de contar con un dibujante mucho más interesante a priori como es Alex Maleev. Ya les contaré.

9 comentarios:

Bruce dijo...

Uy, una araña, qué asco.. con lo buena que está Jessica. Stan siempre supo dónde estaba el límite y cuándo no debía cruzarlo. Y creo que aquí acertó.

Jaime Sirvent dijo...

Me pareció un cómic entretenido, sin más, rato agradable y a otra cosa mariposa, un beso.

Werewolfie dijo...

Ya, pero de tías buenas está el mundo del cómic lleno hasta los topes, y esta serie tiraba más por el lado bizarre... Vamos, yo creo que no era tan mala idea. :P

Werewolfie dijo...

Y Jaime, a veces eso es más que suficiente. Que sea entretenido sin más, digo. Yo sigo recomendando la serie setentera, mucho más interesante, para mi gusto...

Besico.

Silk Spectre dijo...

No divagas. Y no estoy nada de acuerdo con Bruce. La idea de Goodwing es cojonuda. Y la tuya referente a la lección de anatomía, aún mejor.

Werewolfie dijo...

Bueno, Silk Spectre, estamos de acuerdo. Aunque entiendo a Brus; es una idea bastante esquinada, que no parece irle bien a una morenaza como Jessica... Pero a la serie original me remito, que era más bien rarita y creo que la idea le "pegaba", no sé si me explico.

Saludines.

Silk Spectre dijo...

Perfectamente te explicas. Porque hasta el Universo Marvel de Stan Lee partió de ideas bastante "esquinadas" para su tiempo, que luego se consolidaron tan bien como que ahora nos resultan convencionales. Por otra parte, si Jessica no fuera una morenaza del copón igual la idea tampoco tendría tanta gracia. Bien escrita (no es fácil) sería un gran tebeo.

ElRinconDelTaradete dijo...

Pues ya me he leido tu critica. Pienso que los "Luna Brothers" son buenos y diferentes con ese estilo limpio de dibujo. Y me encantaria que PLANETA ACABASE LO QUE EMPEZO: ¡¡GIRLS!!Un cómic muy original y sorprendente.Olvidado en el limbo con su tomo 2

Werewolfie dijo...

A mí no me disgustan, los Luna, en el sentido en que decía en que son buenos narradores, limpios y nítidos. Pero entiendo que cosas como el emborronamiento de los fondos o un esquematismo a veces excesivo no terminen de gustar a muchos aficionados... Ah, y yo no contaría con ver el final de Girls en castellano. Por suerte, está en inglés...

Saludines.

Archivo del blog