MIGRADOR NOCTURNO, de Salvador Sanz

Migrador Nocturno - Salvador Sanz
Ya había comentado que, entre las novedades de La Cúpula para este mes, una de las que me había llamado de manera inmediata la atención era este Migrador Nocturno, de Salvador Sanz. Un autor del que creo no haber leído nada anteriormente, pero que, a tenor del pequeño argumento y las páginas de muestra que La Cúpula nos había avanzado, tenía toda la pinta de ser interesante. Bueno, pues ahora ya he leído el volumen y puedo contarles algo más.

Primero, sobre la historia. Sin ánimo de estropearles mucho el argumento, podemos decir que plantea una historia fantástica, donde, un poco al modo lovecraftiano, unos seres-pájaro de otra dimensión consiguen un modo de entrar en la nuestra... alterando las vidas de los protagonistas. Protagonistas que formarán una especie de triángulo romántico-místico, unidos por el destino común y tal... En fin, mucho onirismo -y "ornitologismo"-, aunque sin perder la coherencia, en una historia ambiciosa y, como poco, curiosa. Personalmente no ha terminado de convencerme, en parte por lo que me chirría el papel de alguno de los personajes -el "tercero en discordia", cuya función no termino de ver clara en la trama y lo cierto es que me hace "sobra"-, en parte por unos textos algo manidos ("Nunca olvidaré lo que vi esa noche en la penumbra" y cosas así), en parte por algunas situaciones que devienen absurdas creo que sin intención... En fin, otros verán aciertos donde a mí no me encaja el asunto.

Ahora bien, para mí el mérito del tomo está en el dibujo de Salvador Sanz. Si como guionista no termino de verlo, como dibujante me parece mucho más interesante. Narra bien, compone bien, domina la técnica y su estilo es tremendamente minucioso y detallista, sin resultar un "fotocalcador" ni de aspecto estático. Además, la ambientación -muy importante para un cómic fantástico como éste- resulta muy acertada; los seres-pájaro están muy bien diseñados -incluyendo una especie de "guiño" a Tsutomu Nihei, cuya influencia me parece haber notado en algunas viñetas- y, en general, el aspecto del tomo es intachable y un argumento más que suficiente para hacerse con él.

Ignoro si Salvador Sanz continuará como autor completo en futuros proyectos; sería de esperar que sí, puesto que creo que como escritor puede pulirse mucho y dar a luz buenas historias, mientras que como dibujante yo lo veo a un nivel sobresaliente. En todo caso, una carta de presentación para los que no lo conocíamos más que interesante, y un autor al que a partir de ahora tendremos que seguir la pista.

La edición de La Cúpula, por cierto, en rústica y blanco y negro -con escalas de grises-, pues correctísima y a un precio más o menos contenido para lo que son libros de este tipo. Échenle un buen vistazo, pues, en su librería; argumentos para que se lo lleven a casa los tiene. Ustedes deciden.

4 comentarios:

Nemo Nadir dijo...

Me sucede lo mismo. El dibujo me llamó poderosísimamente la atención, pero la historia en sí no me interesa lo más mínimo. Una pena, este dibujante podría hacer verderas obras maestras con un buen guionista a su lado.

artnueve dijo...

una excelente reseña, de una obra que en lo personal me ha gustado mucho. EL trabajo de Sanz va creciendo firme y seguro desde "Desfigurado" del 2007.
Saludos!

Werewolfie dijo...

Nemo, tiempo al tiempo. A mí la historia en sí me gusta, son los detalles, el desarrollo lo que no termina de convencerme... Pero pienso que Salvador tiene capacidad para hacer buenas historias o, al menos, más de mi gusto. En todo caso y, como decía, habrá que seguirle la pista.

Artnueve, celebro que te gustara (ambos, el cómic y la "reseña"). Yo ya decía que no había leído nada de este autor, así que me fío de tu palabra sobre la evolución de Sanz. Y todavía tiene mucho margen de mejora, veremos qué hace a continuación.

Saludos a ambos.

Anónimo dijo...

La edición no es tan "correctísima". Es otro ejemplo de reducción de tamaño, en un cómic cuyo punto fuerte es el dibujo, como bien dices. La serie se publicó originalmente en FIERRO, formato revista, y la edición en tomo de IVREA parece bastante más grande que la de La Cópula, a juzgar por esta foto:

http://2.bp.blogspot.com/_kfHpaUn09K.jpg

Archivo del blog