Entrevista a James Purefoy, protagonista de SOLOMON KANE

Solomon Kane - James Purefoy
A continuación una entrevista al actor que encarna a Solomon Kane en la adaptación al cine del personaje de Robert E. Howard, que nos envían desde Way to Blue:

¿Qué te atrajo del personaje de Solomon Kane?
J.P.: Me encantó. En cuanto leí el guión y Michael me enseñó los diseños de la película dije: “Es fantástico”. Michael es un director muy especial, muy colaborador, sus rodajes son muy extremos y para esta película contó con un presupuesto mucho mayor. (7:40) El personaje era un caramelito y los actores no siempre nos encontramos con personajes así. Es un personaje con un arco increíble. Empieza la película siendo un pirata cruel, egoísta, avaricioso, egocéntrico y vil. Le pasan una serie de cosas en su vida, durante los siguientes 90 minutos y termina siendo una persona segura de quién quiere ser y qué quiere hacer: quiere luchar contra el mal y, como él dice, enviarlo de vuelta al infierno. Es muy divertido rodar películas como esta.

¿Fue difícil encontrar humanidad en este personaje?
J.P.: En realidad fue bastante fácil. Michael nos habló del personaje y básicamente, si seguía por el camino que iba hubiera ido al infierno. Así que se pasa la película intentando redimir su alma. Así que encontrar ese conflicto y esa realidad es muy fácil. Luego se hace puritano, un cristiano devoto. Es un personaje con muchas capas así que no fue nada difícil.

¿Cómo fue rodar la película desde el punto de vista físico?
J.P.: Fue todo un reto. Fue un rodaje muy complicado. Pasamos cuatro meses en el invierno checo, a 10 grados bajo cero y Michael me tiró 60.000 litros de agua sobre la cabeza todos los días. Hacía tanto frío que el agua congelaba la ropa que llevaba y me tenían que descongelar con agua caliente y secadores. Hubo muchas lesiones. Me corté la cabeza con una espada, bueno, me cortaron la cabeza con una espada, me desgarré la rodilla, le atravesé la mejilla a un especialista y la espada le entró hasta la lengua, sentía la punta de la espada con la lengua. Pero cuando haces este tipo de películas sabes que te vas a hacer daño, la cuestión es la gravedad de las lesiones, eso es lo único.

¿Cómo fue trabajar con Max von Sydow?
J.P.: Es todo un referente. Para mí, tanto él como Peter Postlethwaite era las dos personas de la película con las que te sientas, observas, aprendes, escuchas y no te interpones en su camino, así de fácil. Cuando interpretas a un protagonista tienes la oportunidad de pasar una escena y retirarte a un segundo plano y dejar que se luzcan. Es un lujo ver trabajar a gente como ellos porque saben exactamente lo que hacen.

Michael J. Basset ha dicho que tú eres Solomon Kane, ¿en qué os parecéis?
J.P.: Creo que se refería a que soy Solomon Kane desde que dice ‘acción’ hasta que dice ‘corten’. Pero después vuelvo a ser yo. No soy un actor de método, mi método, si es que tengo alguno, es vestirme, maquillarme, arreglarme el pelo, conseguir el look perfecto y si trabajas con un buen director y un buen director de arte lo único que tienes que hacer es ir al set, abrir la boca y decir tus líneas. No es ciencia espacial.

¿Cuál es tu escena preferida de la película?
J.P.: Me gustan las escenas en las que no he tenido que pelear mucho. Me gustan las escenas con la familia, así que son mis preferidas. La escena más complicada fue la de la pelea con el hombre ardiendo al final de la película, porque es muy impresionante ver a un hombre ardiendo de verdad, no está hecho por ordenador, es todo verdad. La escena duró un minuto y medio que es mucho tiempo. Para los que no lo sepan, cuando ardes por completo, 45 segundos o 1 minuto es mucho tiempo pero 1 minuto y medio o 2 minutos y luchar con espada al mismo tiempo, viendo sólo por un ojo, casi sin visión periférica, además llevaba un tubo que le subía por el brazo y llegaba a la boca para poder respirar. Las llamas subieron por el tubo y se quemó la boca por dentro en la tercera toma. El tío era tan duro que dijo: dadme agua, bebió y dijo: vale, una más. Increíble.

Alguien que no sepa mucho sobre Solomon Kane, ¿qué puede esperar de la película?
J.P.: Es una película con mucha textura, muy interesante,  llena de aventuras emocionantes, con demonios, brujas y monstruos, tratados con mucha seriedad, prácticamente hemos reinventado el género. Es una historia muy buena. Es mucho mejor que quedarse sentado en el sofá viendo la tele.

Háblanos sobre tus planes de futuro.
J.P.: He terminado una película titulada Ironclad que está ambientada en 1215 con Paul Giamatti, Brian Cox, Derek Jacobi y mucha más gente. Es como los Siete fantásticos encerrados en un castillo. Luego rodaré una película entre Navidad y Año nuevo en Sudáfrica con Natascha McElhone, es una historia de amor y después rodaré John Carter of Mars de Disney Pixar dirigida por Andrew Stanton.


¿Con qué director te gustaría trabajar?
J.P.: Ahora mismo me encanta Michael Haneke. He estado viendo sus películas últimamente y es extraordinario. Me encantaría trabajar con él.

2 comentarios:

Kike dijo...

Mi crítica de la peli:

http://poderfriki.blogspot.com/2009/11/no-estoy-preparado-para-el-infierno.html

Entrevista con el director:

http://poderfriki.blogspot.com/2009/11/no-estoy-preparado-para-el-infierno.html

Kike dijo...

El enlace a la entrevista es este:

http://www.youtube.com/watch?v=rc3Hq9QEZqI

Sorry!

Archivo del blog