Clásicos DC: BATMAN (1977-1987) nº 2, de varios autores

Clásicos DC: BATMAN (1977-1987) nº 2, de Denny O'Neill, Michael Golden, Don Newton, Marshall Rogers y otros
Después de un prometedor inicio de la colección, con la excelente etapa de Steve Englehart y Marshall Rogers, llega la segunda entrega de esta serie destinada a recopilar lo mejor de las colecciones del Hombre Murciélago de la década comprendida entre 1977 y 1987, básicamente con los trabajos de Don Newton y Gene Colan. Ahora bien, antes de entrar de lleno en dicha temporada, marcada por la impronta de los citados autores, todavía, en este tomo, tenemos la excepcional ocasión de ver algunos trabajos firmados por autores como, agárrense fuerte, Michael Golden, P. Craig Russell, Jim Starlin, Marshall Rogers, Jim Aparo y el propio Don Newton. No está mal, ¿verdad?

La alegría, sin embargo, se ha visto algo enturbiada por un aspecto que ha resultado bastante polémico. Los lectores hemos aceptado, en general, el formato en el que se ha presentado esta serie, con la consiguiente reducción de tamaño y el blanco y negro frente al color original (a cambio, obviamente, un precio en concordancia). Sin embargo, más difícil resulta admitir el aspecto de los comics que han sido escaneados para esta edición, y que conforman algo menos de la mitad del tomo. Al escanear de los comics en color y pasar al blanco y negro, el resultado es francamente desastroso, llegando a haber alguna viñeta en la que es casi imposible distinguir el dibujo, y con una pérdida en general de definición que, más tratándose de tebeos cuyo dibujo por lo general se sale de la escala, nos hace lamentar que la edición no haya podido llevarse a cabo con mejores materiales de partida. Y es que el contraste con los comics de los que sí debieron encontrarse materiales de reproducción es francamente desalentador, pues estos últimos están excelentemente reproducidos y el blanco y negro no les afecta en absoluto (quizá, incluso, al contrario).

Ahora bien, dejando de lado estos problemas -qué remedio-, nos encontramos ante un conjunto de comics que nos traen un Batman quintaesencial, un conjunto de pequeñas joyas que, con guiones de gente como Denny O'Neil -que firma el mayor número de historietas del tomo-, Gerry Conway, Jim Starlin, David W. Reed, P. Craig Russell (no sólo dibuja, también escribe) o Cary Burkett, conforman un tomo por lo general bastante oscuro para la época, sin despreciar la acción e intriga que merecen las historias del Mejor Detective del Mundo (con permiso de quien ya saben).

Especialmente destacables me parecen las historietas dibujadas por un Michael Golden, como siempre, simplemente colosal, por no mencionar la historia en dos partes de P. Craig Russell (guión y dibujo de la primera parte y acabados de la segunda) y Jim Starlin (guión y bocetos de la segunda parte)... con un gorila gigante, sí, pero francamente macabra; nada que ver con Jimmy Olsen y sus aventuras antropoides...

En este tomo también veremos las primeras apariciones de dos personajes que han tenido su continuidad en el Universo DC. El primero es el héroe Ragman, al que hemos podido ver últimamente en la serie Shadowpact. El segundo es el villano Maxie Zeus, que ha vuelto a enfrentarse a Batman -incluyendo a sus Outsiders- en diversas ocasiones.

Tengo que reconocer que estos comics tienen para mí un valor especial, ya que algunos de ellos los conocí en una vieja edición de Bruguera hace muuuchos años. Y ya saben lo que puede la nostalgia. De todos modos, también ocurre a veces que el "reencuentro" con comics de la infancia se convierte en una pequeña decepción, al darnos cuenta de que la memoria -y el entusiasmo infantil, claro- nos traicionaba, y que han envejecido mal o, simplemente, no parecen hoy día gran cosa... Ahora, en este caso podría decir casi lo contrario, y es que de cría no fui capaz de apreciarlos en su justa medida -por no decir que las historias más tétricas, para qué engañarnos, me daban miedo y todo... :P -. Así pues, no hay nostalgias que valgan: estos comics me parecen buenísimos y, con permiso de Frank Miller, pertenecen a la que quizá sea mi etapa favorita del personaje. Un gran acierto por parte de Planeta de Agostini el esfuerzo por recuperarlos, pues, ya que su calidad no podía quedar perdida en la memoria... Y lástima, de nuevo, que no haya podido llevarse a cabo con mejores materiales de partida, pese a los retrasos... Por lo que a mí respecta, de todos modos, me conformo con poderlos leer de nuevo, los que ya leí, y descubrir el resto.

¿Los recomiendo, entonces? Depende de lo tiquismiquis que sean. Hojeen el tomo; si se ven capaces de leerlo y disfrutar los comics, dejando de parte lo demás, adelante. Si no, pues crucen los dedos y esperen a ver si aparece alguna edición mejor. En todo caso, lo que sería una verdadera lástima es que no trataran, al menos, de leerlos: les aseguro que son unos tebeos geniales, que ningún aficionado de Batman, al menos, debería perderse.

5 comentarios:

Jaime Sirvent dijo...

Conservo unas cuantas grapas de zinco de esa época, que estoy releyendo con auténtica devoción estos días. Historias de Gerry Conway con dibujos de Don Newton y Gene Colan en su mayor parte, de una calidad enorme.

Coincido plenamente contigo en lo que a la calidad del contenido de estos tomos se refiere, feliz navidad.

Werewolfie dijo...

Me alegro de que te gusten, Jaime. No sé si los números de Zinco abarcan la época de Nocturna, o la de los team-ups con Catwoman... Pero seguro que siguen siendo muy buenos. De todos modos, 20 tomos dan para mucho... Ojalá que en los siguientes el material esté en mejores condiciones de reproducción y os animéis a haceros con ellos.

Saludines y jag sameaj. ;)

Ternin dijo...

Yo me he reencontrado con un personaje para mi cuasidesconocido: El Batman precrisis que ha hecho aparecer una extraña devoción por el personaje. Chapuzas aparte, estos tebeos son una verdadera gozada.

Werewolfie dijo...

Es que este Batman es como para hacerse devoto... o devota; espera, y me repito, a que empiecen a salir Nocturna y Catwoman... Y, sobre todo, a que Gene Colan nos traiga sus atmósferas y sus brumas a la serie...

Saludines.

Spirit dijo...

Saludos;

Yo soy de los que les parece una auténtica vergüenza cómo ha publicado planeta esta material. Lo cierto es que la reproducción de casi la mitad del tomo directamente da asco. Y son unos tebeos a los que les tenía muchas ganas, por su gran valor artístico y nostálgico. Pero esa basura se la va a comprar su padre, me siento incapaz de dar dinero a una editorial que confecciona chapuzas semejantes. Ya me parecía un sacrilegio ver el batman de Engleahrt/ Rogers/ Austin en blanco y negro y pequeñito (y con las tintas quemadas o algo así) para encima ver al de Michael Golden directamente...no sé cómo explicarlo...nauseabundo.

Con este tomo no me puedo creer que David Hernando sea fan del personaje, la verdad. Si no se puede publicar, no se publica, mejor esperar nuevos tiempos que publicarlo así, que estamos en el siglo XXI y el lector español se merece un respeto.

Archivo del blog