EL INCAL 1-3, de Jodorowsky y Moebius

El Incal, de Jodorowski y Moebius
Acabo de leer los tres primeros álbumes de la que debe ser una de las más grandiosas sagas de ciencia-ficción de la historia de la BD (con permiso de quien quiera -y pueda- postularse a tan honorífico título), y lo cierto es que me quedo sin adjetivos: es, esto, apabullante. Y tan fácil como difícil de leer... O sea, es fácil porque engancha como pocos tebeos, a base de acción, acción a raudales, múltiples subargumentos que se van sucediendo y entrelazando sin solución de continuidad, permitiendo continuos cliffhangers mediante intrigantes cambios de escenario, y personajes misteriosos, simpáticos o crueles, que mutan -en todos los sentidos- constantemente. Y difícil, justamente por su constante cambio y aparición de nuevos elementos, por lo enrevesada que, por momentos, se hace la trama, por la cantidad de cosas que ocurren una tras otra, por cierta carga, digamos, "trascendente" y, no menos importante, por lo detallado y sobrecargado del dibujo de un Moebius que deja boquiabierto viñeta sí viñeta también.

No tiene mucho sentido resumir la trama, que tiene tantos hilos abiertos (alguno de los cuales, tres álbumes más tarde, siguen sin cerrarse pese a aparecer al inicio de la serie... y no tienen pinta ya de hacerlo, aunque cabe la sorpresa) que resultaría ridículo hacerlo... Digamos simplemente que siete personajes van a hacernos vivir una aventura de ramificaciones interminables y resonancias cósmicas (se harán una idea...) El "psicomago" chileno y hombre-orquesta Alejandro Jodorowsky maneja la trama con pulso firme, haciendo un excelente retrato de personajes y ambientes, ofreciendo multitud de puntos de vista sobre lo que va ocurriendo, y dando de paso su perspectiva sobre multitud de asuntos (tanto "místicos" como tecnológicos, sociales como antropológicos, sobre los mass media, las clases dirigentes y los revolucionarios, las pasiones y la razón, el pueblo llano y los aristócratas, los héroes y los santos...) Y Moebius es una divinidad del dibujo, más allá de lo que casi cualquier dibujante de tebeos pueda ser capaz de hacer. Con un estilo que oscila entre lo caricaturesco y lo hiper-realista, Moebius dibuja de todo y todo lo dibuja bien, tanto los personajes como los abigarrados fondos, repletos de gente, de objetos, de edificios, de naves, de... la leche. Resulta casi agotador ponerse a mirar con detalle las viñetas, pero al mismo tiempo es un gustazo, y una se queda de verdad boquiabierta... técnica, sí, a raudales, pero también imaginación, un sentido de la narrativa y la composición único, y un resultado final que merece con todas sus letras la palabra ARTE. Lo de este hombre no es normal, no diré más.

Hay ahora mismo disponibles en el mercado español dos ediciones del tebeo. Una en castellano, a cargo de Norma Editorial, en un lujoso formato tamaño álbum en tapa dura. Y otra, la que tengo, en catalán, cortesía de Glenat, en un formato más modesto, en tapa blanda, con fresado americano en el lomo y un tamaño más reducido (comic-book, para entendernos). Ambos tomos recogen los seis álbumes de la serie original.

Desde luego, para disfrutar en su justa medida del dibujo ha de ser por fuerza más recomendable la edición de Norma; si hay un tebeo que merece una edición así de lujosa, es éste. Ahora bien, la edición de Glenat resulta más que satisfactoria, puesto que, aunque más pequeña, está muy bien reproducida y su formato la hace más cómoda y manejable (por no decir bastante más económica, además de que ocupa menos espacio en nuestras sufridas estanterías). Si el idioma no es una barrera, tienen, pues, dos ediciones para escoger según sus propias preferencias.

Lo que no pueden dejar de hacer, si es que no lo tienen, es hacerse con esta obra cumbre del tebeo no ya europeo, sino universal. No puede faltarles en su tebeoteca.

3 comentarios:

Comisario Gordon dijo...

Como siempre tus reseñas invitan a re-leer los clásicos. Muy buena.

Werewolfie dijo...

Me alegro de que te haya gustado, Comisario. Y claro, tebeos como El Incal son de los que se pueden recomendar a ojos cerrados...

Shalom.

Anónimo dijo...

hola , estoy leyendo tambien el incal y me parece estupendo.
saludos puedes ver un articulo que escribi hace poco sobre comic en miblog

siempremaslejos.blogspot.com

Archivo del blog