Marvel en los 60: optimismo e incertidumbre en los héroes tecnocientíficos (XV)

Guía de Manhattan en el Universo Marvel
Anteriores:

Marvel en los 60: optimismo e incertidumbre en los héroes tecnocientíficos (I)

Marvel en los 60: Optimismo e incertidumbre en los héroes tecnocientíficos (II)

Marvel en los 60: optimismo e incertidumbre en los héroes tecnocientíficos (III)

Marvel en los 60: optimismo e incertidumbre en los héroes tecnocientíficos (IV)

Marvel en los 60: optimismo e incertidumbre en los héroes tecnocientíficos (V)

Marvel en los 60: optimismo e incertidumbre en los héroes tecnocientíficos (VI)

Marvel en los 60: optimismo e incertidumbre en los héroes tecnocientíficos (VII)

Marvel en los 60: optimismo e incertidumbre en los héroes tecnocientíficos (VIII)

Marvel en los 60: optimismo e incertidumbre en los héroes tecnocientíficos (IX)

Marvel en los 60: optimismo e incertidumbre en los héroes tecnocientíficos (X)

Marvel en los 60: optimismo e incertidumbre en los héroes tecnocientíficos (XI)

Marvel en los 60: optimismo e incertidumbre en los héroes tecnocientíficos (XII)

Marvel en los 60: optimismo e incertidumbre en los héroes tecnocientíficos (XIII) 

Marvel en los 60: optimismo e incertidumbre en los héroes tecnocientíficos (XIV) 


2.2.3.- La mansión de los Vengadores y la sala de peligro de la Patrulla-X.

Añadiremos en este apartado tan sólo dos lugares tecnocientíficos más, de entre otros que podríamos seguir poniendo como ejemplos, puesto que con los mentados debería ser suficiente para localizar una pauta y sacar unas primeras conclusiones generales. Es momento, entonces, de hacer una visita a la mansión de los Vengadores y la "sala de peligro" de la Patrulla-X.

Los Vengadores nacen en septiembre de 1963 como una serie que reúne a algunos de los héroes de las principales series de la entonces naciente era Marvel en un grupo [1], con la finalidad, digamos, emic, de combatir juntos amenazas demasiado grandes para afrontarlas individualmente y, desde una perspectiva etic, para crear una serie que sirva de escaparate editorial y que permita la interrelación de diferentes personajes y su seguimiento por parte de aficionados a alguno o algunos de los caracteres.

Desde muy pronto se tuvo en cuenta la necesidad de dotar a los héroes de esta formación de algún lugar que les sirviera de "cuartel general", donde pudiesen reunirse periódicamente, habitar -en algunos casos-, y donde tener a su disposición varios artefactos tecnocientíficos de utilidad en sus misiones. Teniendo en cuenta que uno de sus miembros fundadores es Iron Man, resultaba lógico que fuera éste -en su identidad secreta de Anthony Stark-, el que habilitase una imponente mansión de su propiedad en Manhattan para este fin. Y, de nuevo por la presencia de Stark, encontramos en ese lugar toda clase de artefactos extraordinarios que éste suministra periódicamente y que los Vengadores utilizarán en sus misiones: pantallas de vigilancia, proyectores de imágenes holográficas a distancia, el "quinjet" (especie de pequeño avión a reacción que los héroes utilizan para desplazarse al lugar de la acción, particularmente aquellos que carecen de capacidad autónoma de vuelo), sistemas de seguridad que incluyen desde sofisticados detectores de intrusos hasta innumerables aparatos-trampa para disuadir y/o detener visitas no deseadas, etc.

Por último nos encontramos con la sala de peligro, estancia situada en la mansión propiedad del profesor Charles Xavier, mentor y líder de la Patrulla-X y mutante como sus pupilos, sita en Graymalkin Lane, Nueva York. En dicho recinto es donde los mutantes miembros de la Patrulla-X perfeccionan sus habilidades mediante un intensivo programa de entrenamiento especialmente diseñado para cada uno de ellos por el profesor-X. Con este fin, la sala está dotada de todo tipo de artefactos tecnocientíficos (como robots, pistas de obstáculos con elementos fijos y/o móviles, aparatos de gimnasio modificados, trampas de todo tipo, dispositivos que lanzan misiles, fuego, gas, redes, etc.) Con el tiempo y la "revolución informática" la sala se perfeccionaría incluyendo dispositivos de "realidad virtual" capaz de generar todo tipo de ambientes, situaciones y enemigos. El diseño y mantenimiento de esta sala parece ser obra del mismo Xavier, aunque alguno de sus discípulos más dotados en el aspecto tecnocientífico, como Hank Pym (alias La Bestia), serán igualmente capaces tanto de reparar los eventuales desperfectos como de añadir mejoras a algunos diseños e, incluso, nuevos elementos.

-------------

Tras este pequeño paseo por estos fantásticos lugares, podemos tratar de aventurar algunas conclusiones generales al respecto:

i) Existen, en la ficción de los comics Marvel de la época, determinados lugares que podemos llamar "tecnocientíficos" donde se practica la tecnociencia, en sentido amplio, y donde se hace uso de toda clase de artefactos tecnocientíficos cuyas prácticas y alcance quedan restringidos, en el modo especial que ha caracterizado los ejemplos aquí presentados, a tales lugares y a las élites nombradas.

ii) Como consecuencia de lo anterior, y contradiciendo el desideratum que aparece de manera explícita en diferentes lugares, el resto de la sociedad permanece excluída de los resultados, en forma de artefactos tecnocientíficos, prácticas, know how, técnicas, estrategias, conocimientos, etc. que surgen de la actividad de las élites en los lugares tecnocientíficos ejemplificados.

iii) La independencia y la libertad de investigación, experimentación, producción y uso sin límites de los elementos tecnocientíficos avanzados queda garantizada en el ámbito exclusivo de los lugares tecnocientíficos y para las élites citados y citadas.

iv) Estas premisas presentan una doble faz, un aspecto jánico: si bien por un lado privan a la sociedad de los posibles beneficios derivados de la tecnociencia especial de estos lugares y de estas élites, aquella se ve, por otro lado, salvaguardada de los posibles impactos negativos que pudieran derivarse de los diferentes conocimientos, artefactos, etc. [2]

[1] Los miembros fundadores fueron Thor, Iron Man, Hulk, el Hombre Hormiga y la Avispa, aunque por esta organización, con los años, han ido pasando multitud de personajes, siendo los cambios en la formación una de las constantes de la serie.


[2] Existe una especie de lugar común en la ciencia ficción, en general, y que los comics Marvel hicieron suyo implícita o explícitamente en infinidad de ocasiones, que podría resumirse con un frase del tipo: "hay cosas que el hombre [común, ordinario] no debe saber".

Archivo del blog