Sobre las ediciones de los comics de la EC

Clásicos MAD 1
Antes de seguir con este post, un aviso para navegantes: nada más lejos de mi intención que generar polémica con lo que voy a decir aquí. Sé que hay algunos lectores que están muy en desacuerdo con el modo en el que Planeta de Agostini ha editado el fondo de los comics clásicos de la editorial EC norteamericana; yo voy a dar mi propia perspectiva sobre el asunto, y trataré de dar algunos motivos por los que a mí me parece un auténtico hito. Sé, porque he leído otras opiniones, que habrá, como decía, gente en desacuerdo. Conozco sus motivos y los respeto; espero tan sólo que nadie se moleste por mi opinión que es, obviamente y por lo demás, "personal e intransferible".

Pues bien, lo que yo estoy es más contenta que unas pascuas con lo que Planeta ha hecho con el catálogo de los comics clásicos de la EC. Para empezar, tenemos disponibles en cualquier librería especializada, si las cuentas no me fallan, absolutamente TODO el material perteneciente a la era "New Trend": los clásicos del terror (15 tomos), suspense (8 tomos), ciencia ficción (10 tomos) y bélicos (7 tomos). Además (en otros 7 tomos), tenemos recopilados los -frustrados- intentos de continuar con los comic-books tras la imposición del Comics Code Authority. Nos faltan, de esa época, los picto-fiction... Y claro, lo que después fue el buque insignia de la editorial, la revista MAD. Y ese es justamente el hueco que Planeta de Agostini comenzó a llenar el año pasado... Y que ahora tendrá continuidad con un segundo volumen, a aparecer en el próximo Salón del cómic de Barcelona.

El material de estos comics es, digámoslo antes que nada, auténtica historia viva del cómic. Su influencia, su calidad, sus méritos son tan abundantes que nos costaría ser lo suficientemente elogiosos en los límites de este escrito. Basta echar un vistazo a la nómina de sus autores: Harvey Kurtzman, Graham Ingels, Al Williamson, Jack Davis, Bernie Krigstein, Joe Orlando, Johnny Craig, Reed Crandall, Joe Orlando, John Severin, Basil Wolverton... Eso por no hablar de contribuciones menores -en cantidad, que no en calidad- a cargo de Frank Frazetta, Gene Colan o Roy Krenkel. Ahora bien: lo que a un apasionado y/o historiador del cómic quizá le -nos- parece algo absolutamente imprescindible, tal vez no lo sea tanto al "lector de a pie". Y hay que reconocer que estos comics, aunque han envejecido muy dignamente -conservando, en mi modesta opinión, todos los méritos que los hicieron legendarios ya en su día-, probablemente parezcan algo "pasados de moda" a un lector actual. Así, y por poner un ejemplo, la narrativa de la época -con muchas viñetas plagadas de los hoy no muy populares (y muchas veces reiterativos) textos de apoyo-, probablemente resulte algo pesada para aficionados acostumbrados a la narración "descomprimida" y llena de viñetas grandes y pin-ups de la actualidad. Digo esto muy deprisa y habría que matizarlo, pero se harán una idea de por dónde voy.

Pues bien, Planeta de Agostini apostó desde un principio por tratar de popularizar, de hacer accesibles estos comics no tanto al "especialista" -que es, reconozcámoslo, una figura minoritaria en un ámbito ya de por sí minoritario como es el del cómic-, como al lector generalista, llegando incluso a sacar un coleccionable de quiosco ad hoc. Utilizando el mismo formato que tan bien funcionó durante una determinada época en las añoradas "Bibliotecas Marvel" -tomos de reducido tamaño, en blanco y negro, rústica y papel poroso-, consiguieron el objetivo, cuando menos, de ofrecer todo el material citado en muy poco tiempo y a un precio realmente interesante -cada tomo costaba 4,75 euros, y tenía unas 160 páginas de media-. Esto, por supuesto, tiene sus pros y sus contras. La ventaja es evidente: poner a disposición de cualquier lector todos los comics en muy poco tiempo y por un precio realmente económico. Los contras van respecto a la reducción de tamaño respecto a los comics originales y su reproducción en blanco y negro frente al color original, básicamente. Hay que decir también, de paso, que Planeta hizo dentro de lo que cabe una edición muy cuidada, que incluía la reproducción de portadas, índices de historietas, acreditación -siempre que el dato se encontró disponible, que no es siempre- de autores y, quizá lo más interesante en este sentido, un buen montón de artículos sobre la historia de esos comics, fichas de sus autores, etc.

En Estados Unidos ha habido recientemente un inicio de publicación con una propuesta prácticamente inversa a la española, en formato "Archives", a cargo de Gemstone Publishing. Los volúmenes son en color, en tamaño grande y en tapa dura... Y cuestan casi 50 dólares cada uno, con alrededor de 212 páginas. Es decir, que con 50 páginas más que la edición española, y suponiendo un cambio euro/dólar de 1:1 (que es al menos como en mi tienda de comics hacen el cambio con el material del Previews, aunque ya sé que hay medios más económicos), cuestan alrededor de 10 veces más. Claro, si se tratase de una colección muy corta, quizá valdría la pena hacer el esfuerzo -de poder hacerlo, claro-. Pero dada la cantidad de tomos que, en una y otra edición, suma todo el material...

Resumiendo estos aspectos, y para "contentar" a todo el mundo: el especialista, el aficionado sibarita -y con posibles-, sin duda debería optar por la edición americana, que podrá, además, degustar en su lengua original. Para el resto, yo les recomendaría que le echaran un ojo a la edición de Planeta, perfectamente disfrutable pese al dichoso blanco y negro y a la reducción de tamaño. De todos modos, justamente los clásicos de MAD se están publicando a un tamaño algo mayor -algo es algo-, en color y con una excelente reproducción... Y claro, son bastante más caros, aunque dada la edición la cosa no está nada mal.

En fin, sea como sea, desde aquí rompemos una lanza por la edición de clásicos, labor en la que Planeta de Agostini se ha significado ampliamente, con ediciones a veces discutidas por los expertos, pero que cumplen, en mi opinión, con su auténtica finalidad, que es la de conseguir que grandes comics como los citados lleguen a un público lo más amplio posible. Que estén ahí, que podamos leerlos, es algo que no carece de valor. Y a partir de aquí, se puede discutir todo lo que se quiera... pero al menos tenemos sobre lo que discutir.

16 comentarios:

Álvaro Pons dijo...

¿Buena calidad de reproducción en MAD? Si por lo menos hubiera sido la de los "BM" EC, podría pasar, pero el papel era terriblemente malo, la encuadernación inexistente, y la reproducción muy pobre... Puedo comprender de los argumentos que das para los tebeos de EC de género, aunque no los comparta (de hecho, se ha demostrado que su formato barato, etc, no ha aportado popularización a la obra y se ha perdido una oportunidad de editar por primera vez en España esta obra en condiciones. Yo hubiera apostado, sin necesidad de llegar a las ediciones de Cochran o Gemstone, por una recopilación en tamaño original comic-book, ya en color, ya en BN, a un precio que tampoco hubiera sido excesivamente superior. Piensa que la reducción de tamaña afectaba a los textos, muy profusos en estos tebeos, que se quedaban mermados). Pero el caso de MAD me parece flagrante: existiendo material de partida (los Archivos de MAD) y sabiendo que la misma editorial está publicando ediciones de Archivos de DC a un precio muy competitivo, no entiendo la opción elegida con MAD, me parece una falta de respeto. Y carísimo, si ya nos ponemos así. Pagar 10€ por una edición en pequeño formato de 128 págs en rústica cuando existen edciones de 225 págs en tapa dura y tamaño comic book por 25 (de material igualmente minoritario), es absurdo. Incluso si se hubiera optado por tapa blanda, el precio sería inferior con mejor papel, etc. No encuentro razones estratégicas o económicas, más allá e la citada falta de respeto a una obra que es clave en la historia del medio.

tristan dijo...

Entiendo tu postura pero no la comparto. Me parece que el tamaño escogido dificulta la lectura y para mí la pega más importante: la ausencia de color desvir´tua la obra de maestros como Krigstein, Craig, Davis, Wood, Evans, Kurtzman y compañía que sabían jugar con el color y sus posibilidades con los medios de la época. Creo que una manera de solucionar esto es hacer una colección por autores, algo como así: Los archivos de EC presentan... Bernard Krigstein y recuperar las mejores obras de estos genios en un formato natural y en el color original. No hace falta que sea en ediciones de lujo para engañar a compradores de grandes superficies, sólo ediciones respetuosas con el formato original.
Me encanta tu blog aunque parezca que sólo comente lo que no estoy de acuerdo, como comento poco pues...

Mo Sweat dijo...

Saludos.

Rompo una lanza en favor de los argumentos de Werewolfie; que conste que compredo (e incluso les doy la razón) la postura de Álvaro y Tristán, pero la publicación de este tipo de cómics en España siempre ha sido difícil y yo (pensándolo de la manera más objetiva) prefiero tenerlos como los tengo en mis estanterías a simplemente no tenerlos.

Seguro que si Planeta hubiera tratado de realizar otro tipo de edición de estos clásicos de EC, no hubiera llegado demasiado lejos, tal vez a trancas y barrancas se hubieran llegado a publicar todos los clásicos del terror y nos hubiésemos quedado sin todos los demás. Eso nunca lo sabremos, pero personalmente trato de mirarlo desde este punto de vista; ¿que prefiero, tenerlos de la manera que fueron publicados por Planeta (en plan BM) o simplemente no tenerlos?...

Por cierto, cuando nombras a los principales artistas de la historia de EC te dejas al que para mí es sin ninguna duda su autor más importante, el gran Wally Wood.

Manuel Barrero dijo...

Falta de respeto, en efecto Álvaro.
Bueno, fue una etapa editorial, que vibró bajo el lema: "O esto o nada!"

Así tenemos los tebeos que tenemos

Werewolfie dijo...

Álvaro, ya decía que no pretendía generar polémica, y menos contigo, que ya sabes que respeto muy mucho tu opinión. ;) Tan sólo pretendía expresar el contento que a mí, personalmente, me genera poder tener todos esos tebeos en mi estantería. De todos modos, te comento alguna cosa. Dices "Si por lo menos hubiera sido la de los "BM" EC, podría pasar, pero el papel era terriblemente malo, la encuadernación inexistente, y la reproducción muy pobre..", y la cosa me hace dudar de si no te encontraste con ejemplar defectuoso o algo, porque el papel de los MAD parece muy similar, si es que no es el mismo, que el de los "BM" EC, la encuadernación es idéntica -rústica fresada-, y la calidad de reproducción me ha sorprendido por lo buena: la línea está perfecta, los colores son planos -sin puntitos-, y no se notan pixelados ni cosas raras. Eso sí, hay algunas páginas -por ejemplo, la 268- en el que la reproducción ha salido como "quemada", así que igual te referías a eso.

>>>Yo hubiera apostado, sin necesidad de llegar a las ediciones de Cochran o Gemstone, por una recopilación en tamaño original comic-book, ya en color, ya en BN, a un precio que tampoco hubiera sido excesivamente superior. Piensa que la reducción de tamaña afectaba a los textos, muy profusos en estos tebeos, que se quedaban mermados).<<<

En lo de los textos te doy la razón, y en lo del tamaño en general. Supongo que lo ideal hubiera sido una solución "de compromiso" a medio camino entre una cosa y la otra, por ejemplo, un formato tipo Showcase/Essential yanqui: tamaño grande y muchas páginas por tomo, lo cual sin duda abarata -globalmente- los costes, sin duda. Ojalá se hubiesen editado en ese formato los clásicos de la Warren que hacen ahora en los EUA, y no en esos carísimos "Archives" (como ha hecho recientemente Harris con la Vampi "clásica"... en una edición algo pixelada, dicho sea de paso, que parece que esas cosas no pasan sólo por estos lares)... Y es que, a ver, si por ejemplo los clásicos de EC hubieran salido como Archives, pues seguramente me hubiera comprado alguno/s para tener "una muestra", al menos, del material, pero sin duda no podría tenerlos todos, por una razón simplemente de posibles. Supongo que esto es comprensible.

>>>Pagar 10€ por una edición en pequeño formato de 128 págs en rústica cuando existen edciones de 225 págs en tapa dura y tamaño comic book por 25 (de material igualmente minoritario), es absurdo.<<<

No sé cuántas páginas tiene el segundo volumen, pero al menos el primero tiene 378 y cuesta 19,95. Tampoco está tan mal, ¿no? En todo caso, desconozco los números que harán en una editorial para calcular precios, pero sigo estando de acuerdo contigo en que un formato, al menos, más grande hubiera sido lo ideal.

Un saludo, Álvaro, y no me tengas muy en cuenta la "discrepancia" :P

----------

Tristan, cuando yo comencé mi cole de tebeos de la EC llevaba ya algún tiempo leyendo bibliotecas Marvel, así que supongo que ya estaba acostumbrada a leer cosas diminutas. ;) Pero te digo lo mismo que a Álvaro, que en eso os doy la razón, y que para mí, al menos, un formato tipo "Showcase" hubiera sido lo ideal... Y la idea de hacer al menos un par de especiales con autores tipo Krigstein, en color y a tamaño original - sobre todo Krigstein, que tampoco tiene tantas historietas publicadas en la EC- me parece estupenda.

Saludos.

-------------

Mo, imagino que, en el fondo, estamos todos de acuerdo en lo básico: a todos nos gustarían unas ediciones cuanto mejores, mejor -valga la redundancia-; en mi caso se trata, triste, lisa y llanamente, de un tema de pasta: así puedo con todo, en ediciones de lujo ni de coña. Y claro, como decía al final de la entrada, prefiero tenerlos así, en pequeñito, que no tenerlos... Ah, y dejarme a Wally Wood ha sido un lapsus, porque justamente ha sido el primer nombre que he recordado a la hora de hacer la lista -que tampoco pretendía ser exhaustiva, de todos modos...- tal es así, que hasta que no lo has dicho tú pensaba que lo había puesto. ¡Imperdonable!
------------------------

Manuel, yo no puedo ponerme en la cabeza de los editores, pero no me parece, a tenor de los artículos que se publicaron en la colección, que no respetasen precisamente el material. E imagino también que editar unos tebeos de los años 50, de géneros que no están -o estaban en su momento- precisamente de moda en el cómic actual, tenía sus riesgos, y en su momento hacerlo así les debió de parecer una buena idea. Entiendo que a algunos os disguste, pero, como decía, para una edición más "respetuosa" ahí están los Archives yanquis, que tampoco son difíciles de conseguir, vía internet y demás. Así, al menos, tenemos donde elegir.

Un saludo.

Álvaro Pons dijo...

Wolfie, discrepancia sana, sanísima! ;-)

Jaume dijo...

Completamente de acuerdo con Werewolfie.
Y a veces, por desgracia, la política del "es esto o nada" es la única viable desde el punto de vista económico.
Pero luego cada cual puede soñar con sus mundos alternativos y los formatos en los que hubiera preferido ver publicados esos cómics.
Yo por lo menos estoy contento de que algún día cuando tenga varias semanas seguidas de vacaciones pueda leerme la Biblioteca de Terror de la EC entera ;)

Werewolfie dijo...

Álvaro, me quitas un peso de encima, eres la última persona a la que quisiera disgustar. :) Espero, de todos modos, que, aunque no la compartas, entiendas mi postura, lamentablemente condicionada por algo tan triste, pero tan simple, como la falta de pasta... ¡y las ganas de leer buenos tebeos! :P

Jaume, es más o menos lo que yo decía al final del post: "Que estén ahí, que podamos leerlos, es algo que no carece de valor. Y a partir de aquí, se puede discutir todo lo que se quiera... pero al menos tenemos sobre lo que discutir." Y además hay alternativas, la edición "baratera" española, y la mucho más lujosa -y cara- yanqui. Y a ver si es verdad que te lees algo de la EC, que son tebeos maravillosos...

J.A.Rubio dijo...

Sinceramente me parece correcto abogar por una mejor edición, pero la perspectiva es una inexistente edición.
Además estoy seguro que los grandes interesados en esa edición fastuosa, pueden pagarse el pedir la americana por internet.
Los pobretones al menos tenemos alguna opción de leerla.

Werewolfie dijo...

J. A. Rubio, estoy de acuerdo contigo, como, en realidad, con todos los demás, es decir: como tú muy bien dices, "me parece correcto abogar por una mejor edición", pero la de Planeta está al alcance de mi bolsillo -de hecho, tengo ABSOLUTAMENTE TODOS los tomos editados con material EC en mis estanterías-, mientras que la yanqui es para mí un anhelo fuera de mi alcance, tristemente. Pero ahí está, para quien quiera -y pueda- costeársela.

Saludos.

Álvaro Pons dijo...

J.A. Rubio: nadie ha pedido una edición fastuosa, sino una edición digna y respetuosa, que es muy diferente. Se puede hacer una edición barata y de calidad. ya se han dado los ejemplos de los SHowcases por aquí.

Wolfie: te entiendo, pero la dicotomía es esto o nada es falsa y muchos editores se aprovechan de eso para colar ediciones infumables que les permiten muchos más beneficios. No es o esto o nada, es que se publique dignamente. Y la experiencia dice que se puede hacer sin llegar a la edición de lujo. PdA tiene muchos ejemplos de ediciones dignas y baratas. Por qué no también con EC?

Jaume dijo...

No sé qué decirte Álvaro, pero yo creo que unas Bibliotecas EC perfectamente reproducidas, a color,tapa dura, etc, aunque fueran a 19.95€ cada una, es decir extremadamente baratas para lo que hubieran ofrecido no hubieran permitido que se publicara todo el material que hemos acabado viendo en el mercado (es decir, no se hubieran vendido y Planeta los hubiera cortado, porque la gente no está dispuesto a pagar eso por ese producto -vale, tú sí, Manuel Barrero también, pero muchos de los que se quejan por el formato pequeño y barato se hubieran guardado la cartera y se hubieran quejado justo de lo contrario de lo que se quejan ahora-).
Y en cuanto a lo de edición barata y de calidad y poner de ejemplo los Showcase... reconozco que no los he mirado mucho (ni el del Fantasma Desconocido, ni el de Shazam), pero el de Jonah Hex lo sostuve mano a mano con el original DC y la diferencia de calidad me parece abismal.
Y te pido perdón públicamente, porque cada vez que comento algo en un post tuyo o en el que intervienes te llevo la contraria, lo siento ;) ¡Que sepas que muchas veces estoy de acuerdo contigo aunque no lo diga!

Werewolfie dijo...

>>>Wolfie: te entiendo, pero la dicotomía es esto o nada es falsa y muchos editores se aprovechan de eso para colar ediciones infumables que les permiten muchos más beneficios. No es o esto o nada, es que se publique dignamente. Y la experiencia dice que se puede hacer sin llegar a la edición de lujo. PdA tiene muchos ejemplos de ediciones dignas y baratas. Por qué no también con EC?<<<

Tienes razón, Álvaro, en que Planeta tiene muchos ejemplos de "ediciones dignas y baratas". Y, si te entiendo bien, supongo que tu mayor problema es con el tamaño, puesto que hubieras aceptado, por ejemplo, que se quedase en blanco y negro (cosa que, ciertamente, reduce el precio final drásticamente, eso está más que demostrado). Y ya antes yo misma había propuesto como una buena alternativa un formato Showcase (como el yanqui, no como el español, que justamente reduce los comics de tamaño); creo que en la idoneidad de este formato, que por un lado es ciertamente económico, y por el otro respeta el tamaño, coincidimos ambos, ¿verdad? El problema, claro, es que ahora tenemos que vernos con "hechos consumados", y la edición que hay es la que hay, mismamente. Y yo la defiendo en el sentido de que, más allá de lo que yo hubiera querido o no, me veo con dos opciones: la edición española, pequeña, en blanco y negro, sí, pero al alcance de mi bolsillo... O la yanqui, lujosa y en color, pero absolutamente fuera de mis posibilidades. Así que, si he tenido opción de leer estos comics, ha sido gracias a Planeta, es así. Y como al final lo que a mí me vale es la calidad de estos tebeos, pues no puedo estar menos que más contenta que unas pascuas, y es que me apasionan los tebeos de la EC. Que, al final, creo que es lo que cuenta.

Un abrazo, Álvaro. ¡Y gracias por no enfadarte conmigo por todo este rollo! :P
--------------
Jaume, me parece que Álvaro tiene el superpoder de conseguir que todo el mundo le lleve la contraria... o todo lo contrario, XD, el caso es que no deja indiferente. :P

Daniel Santos dijo...

En mi mano sostengo un ejemplar de Nathan Never recién traído de Italia. Un volumen de 300 paginas muy similar al que publica Aleta (el papel y las portadas son algo peor de calidad pero muy aceptable), todo por 5,80 y se puede encontrar en cualquier quiosco. Así se crea industria y no con ediciones ultralujosas que solo compraran aquellos que ya conocían la obra.

El Quijote tiene ediciones de bolsillo feísimas y nadie se echa las manos a la cabeza. Primero tienen que venir las ediciones baratas que luego las otras ya vendrán, no al revés. Pero claro estamos tan deseosos de dignificar el medio que le ponemos tapas duras y relieves para que sean mas bonitas.

Me regalaron La Balada del Mar Salado y me fascinó pero no puedo gastarme los 30€ que vale cada tomo. Claro que Corto Maltes merece una edicion impecable pero para que algunos la puedan tener en su casa cuantos nos quedaremos sin poder leerlo. ¿Eso querrían sus autores?

Álvaro Pons dijo...

A ver, que servidor no tiene la razón y no tenéis que pedirme perdón por llevarme la contraria... De hecho es muy posible que el equivocado sea yo... :P
Pero a lo que iba: Jaume, hablaba del Showcase americano, que me parece de calidad de reproducción muy decente para su precio.

Wolfie: no me enfado, no me enfado..¡cómo me voy a enfadar! Pero uno es cabezón, que es otra cosa... ;)

Daniel: las ediciones de bolsillo baratas vienen después de las de lujo, no te equivoques. Los libros aparecen primero a 25€ y meses después en edición de bolsillo. Y la gente elige, porque sabe que en unos meses saldrá en bolsillo. el problema es que en los tebeos esa posibilidad no existe. lo lógico es que existiese una edición de calidad de La Balada y otra barata.

icsm14 dijo...

De hecho, lo más probable es que esta edición de Planeta, si no funciona lo sufientemente bien, coharte la publicación de ediciones mejores.

El formato BM puede valer para según qué cosas, pero para unas páginas tan cargadas de detalles y con tanto diálogo no me parece la idónea. Me gustaba el contenido, pero leer el volumen de Mad fue una auténtica tortura. Algo totalmente insufrible.

Archivo del blog