VAMPIRELLA: CRIMSON CHRONICLES MAXIMUM 1, de Archie Goodwin, Pepe González et. al.

Vampirella Crimson Chronicles Maximum 1
Hace poco comentaba un especial relativamente moderno de uno de los personajes más icónicos de la sexploitation setentera, Vampirella, y allí ya les decía que había encargado el tomo Vampirella: Crimson Chronicles Maximum 1, que es el que les comentaré aquí.

Vale, estamos ante un tomo editado en Estados Unidos por la actual poseedora de los derechos y el catálogo del personaje, Harris Publications. Incluye material de los primeros 37 números del magazine editado originalmente por Warren en los setenta de Vampirella, concretamente las historietas que tienen a la vampiresa como protagonista. Así pues, el volumen contiene nada menos que 448 páginas de historietas, en blanco y negro y en un formato muy manejable, en tapa blanda y papel pulposo de baja calidad... A un precio realmente económico, eso sí. Para que se hagan una idea, si tienen en casa alguno de los Essential que edita Marvel o Showcase de DC, formato y precio van más o menos a la par. Todo un acierto, en mi opinión, para sacar este tipo de material, que ni originalmente se editó de un modo mucho mejor, ni tampoco requiere mayores lujos.

¿Y las historias? Bueno, lo primero es lo primero: hay que ser muuuy aficionado/a al bizarrismo pop! setentero, a la serie B tipo película de la Hammer, a los magazines "adultos" post-EC, a la sexploitation más bien light, para que podamos sentir un mínimo de interés por ellas. Si entre sus lecturas habituales están los blogs de la lista de BiZácoras, es usted un seguro canditato.

Y es que, más allá de los números guionizados por el siempre competente Archie Goodwin, que le da un sentido al personaje, un entorno adecuado, unos personajes secundarios más o menos fijos y una continuidad general a las historias, el resto tiene un nivel general más bien flojito, con historietas que son cualquier cosa menos terroríficas, con una prosa recargada pero reiterativa y más bien inútil, y que consiguen a duras penas hacer pasar el rato al lector... Que sea zetoso, como decía; al resto, supongo que ni eso.

La parte gráfica, en cambio, no deja de tener su gracia. Después de una breve etapa con el genial Tom Sutton haciendo de las suyas -y como bonus, una historieta dibujada por el clásico entintador de Jack Kirby, nada menos que Mike Royer... y que nos hace comprender, eso sí, por qué se centró en el entintado, labor en la que acompañó al citado Kirby con resultados realmente notables-, tenemos a nuestro Pepe González, con tan sólo unas pocas páginas dibujadas por otro español -también de la "granja" de Toutain-, José Ortiz. González, ya lo comenté a propósito de la historieta breve del especial de Vampirella que les enlazaba más arriba, es un artista que utiliza las referencias fotográficas con profusión, llegando prácticamente al calco, y que llama la atención justamente por la diferencia de las viñetas en las que "quema" fotos y otras en las que adopta un estilo más libre. Éste, por lo demás, es ultrabarroco, recargado, muy realista y al tiempo "sucio", y combina los rayados con la mancha de negro y las aguadas para conseguir un efecto que, al menos a mí, me resulta muy agradable y vistoso. Como narrador, eso sí, no destaca tanto, pero sus historietas, en parte debido a la ya citada sobreabundancia textual, son fáciles de seguir. Quizá se le podría achacar que abusa demasiado de los planos cortos en el desarrollo de la historieta, abierta por lo general con algo así como un pin-up de Vampirella... Pero es lo que había en la época: dibujar a saco, tirar a lo fácil y sacar el trabajo a tiempo para la publicación. Y claro, no todo el mundo tenía la facilidad de, digamos, un Víctor de la Fuente. Pero, ¿quién la tiene? Demasiado mérito tiene una obra como la de Pepe González, que consigue un nivel altísimo y una regularidad notoria dadas las circunstancias. A saber de qué serían capaces un González, un Ortíz, un Maroto, de haberles dado tiempo y libertad para hacer sus dibujos. Lo que es indudable es la profesionalidad y el talento de todos estos ya clásicos y muy reinvindicables dibujantes, en mi opinión. Vamos, que soy una enamorada de la, digamos, "generación Toutain", qué quieren que les diga.

Para variar, me he ido un poco por peteneras. Resumo: una gozada de tebeo, una biblia del biZarrismo setentero, este Vampirella Maximum. Que sepan, por si no lo sabían, que más o menos tres cuartas partes de este tomo han sido editadas en español, de la mano de Norma Editorial, bajo el título Vampirella: Las Crónicas Carmesí 1-3. En los USA aparecieron 4 de estos recopilatorios, con lo que el último sigue inédito por estos lares... Y yo me encontré con la paradoja, decidida a completar la colección, de que me salía más barato pedirme este Maximum (17,95$), con material que ya tengo en la edición española, que el cuarto Crimson Chronicles (19,95$)... Eso sí, les aviso de que las primeras historias de Vampi, en las que sólo hacía de "anfitriona" de las historietas de terror que seguían pero no las protagonizaba, no se incluyen en el Maximum, pero sí en las Crimson Chronicles en la versión de 4 tomos. Vale, ¿aclarado? Pues venga, vampirellafilos del mundo, uníos, que unidas ya están todas esas maravillosas historietas originales en este bizarro, bonito y barato tomo. A darle un mordisquito.

10 comentarios:

Álvaro Pons dijo...

Ay, que has conseguido que me salten lagrimillas de emosión!

Bizarrismo setentero (asumiendo el anglicismo de bizarro, que muchas discusiones genera esto...), bien dicho. ESa puesta en escena de pose continuada forzada, de catálogo de lencería años 70...Qué tiempos!

Toni Toon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mo Sweat dijo...

Pues yo también llevo tiempo esperando que Norma se decida a sacar el 4º tomo de Las Crónicas Carmesí, ya que lo cortaron precisamente cuando Pepe González estaba en su punto álgido.
Al final también tendré que comprarme el Maximum.

Werewolfie dijo...

Álvaro, tú lo has dicho: qué tiempos. A mí últimamente me ha dado la vena setentera, y ahí estamos, recuperando esas biZarradas... Pero no me digas que no tienen su encanto. ;)

Mo Sweat: No sé, pero me da a mí que no veo a Norma muy por la labor de sacar más tebeos de la Vampi. Puede que me equivoque, pero...

FHNavarro dijo...

Yo no creo que desde Norma tarden mucho en saldar los tomos de Vampi. No creo que fuesen un hit precisamente.

No obstante, este tomo tiene buena pinta, eso sí, las historias de González se editaron a color, horroroso, pero a color.

Un saludo

Werewolfie dijo...

Pues sí, Felipe, otro tanto pienso yo sobre el "éxito" de la edición española de Vampi... Qué le vamos a hacer; siempre nos quedará el Previews... Ah, y no sabía que las historietas se hubieran publicado a color, daba por hecho que los magazines de la Warren se editaban en B/N... Fallo mío, ahora lo corrijo del post

Shalom.

Álvaro Pons dijo...

lo tienen, lo tienen...
Dímelo a mí, que me dispongo a ver Encarnación del demonio, la vuelta al cine de Zé do caixao!!!!
:)

Werewolfie dijo...

Zé do Caixao??? No sabía que hubiera vuelto!!! A ver si la encuentro :o

César dijo...

No, no. Se editaron a color (horroroso) en España. Que yo sepa en los magazines de Warren siempre se usó en blanco y negro.
A mí me encanta esta Vampirella y además no creo que sea necesario excusar los guiones para admitir que te gustan estos tebeos (no lo digo por ti, sino como reflexión general). Al menos mientras guionizaba Goodwin la serie tenía un buen nivel.
Eso sí, por mucho que me guste González creo que me quedo con las páginas de Sutton, un dibujante que me parece un poco infravalorado.

Werewolfie dijo...

Eso me parecía a mí, César, gracias por confirmarlo... Pensándolo un poco, no resulta lógico que los dibujantes aplicaran aguadas de tinta si se iban a reproducir los dibujos en color. Por lo demás, coincido contigo en que las historietas de Goodwin están bastante bien, pero quizá no tanto otras que también incluye el tomo. De todos modos, como muy bien dices, a mí me gustan porque me encanta el personaje y ese rollo bizarro-setentero, qué vamos a hacerle. Y sobre Sutton, de nuevo coincido contigo: un dibujante del que nadie parece hablar, pero que a mí me parece simplemente genial.

Saludos.

Archivo del blog