VICTOR, de Robin Wood y Juan Rubí

Victor de Robin Wood y Juan Rubí
Planeta nos sorprendía este mismo mes editando un buen puñado de obras de producción propia y/o autores hispanos, entre los cuales Azpiri, David Rubín, DKiller Panda o este Victor, a cargo del clásico Robin Wood y Juan Rubí, uno de los componentes de DKiller Panda. Atraídos por el renombre de Wood y los curiosos dibujos de Rubí, hemos decidido echarle un vistazo.

Robin Wood, el guionista, es un clásico de la historieta argentina (aunque él sea, en realidad, paraguayo). Tal vez su obra más conocida sea Nippur de Lagash, una saga de aventuras en la exótica sumeria, aunque Wood es tremendamente prolífico y sus tebeos y creaciones son legión. Por desgracia, en nuestro país no se encuentra disponible en este momento, hasta donde yo sé, ninguna de sus obras.

Por lo que hace al dibujante, Juan Rubí, es, como hemos dicho, uno de los componentes de DKiller Panda, un duo de artistas que han alcanzado cierta notoriedad diseñando personajes terroríficos, a partir de los cuales han editado algunos libros y una colección de figuras.

Yendo ahora a la parte literaria del cómic, estamos ante un cuento, digamos, timburtoniano: seres solitarios y extraños, ciudades oscuras y lluviosas, magia, monstruos y hechiceros, objetos parlantes... y una trama sencilla y predecible, más adecuada quizá para lectores jovencitos, a los que parece que va destinado el libro, que a un público más adulto.

Y el dibujo... Pues visualmente es muy agradable, muy cartoon y tal, y sin duda resulta más que adecuado para el tipo de historieta del que tratamos. Quizá podría mejorar algo el aspecto de la narrativa, pero tampoco es que sea algo sangrante y la historieta se comprende suficientemente bien.

Por lo demás, el tebeo está editado en un lujoso formato álbum en cartoné, lo cual lo hace particularmente apropiado para regalar a jovencitos y jovencitas, especialmente si son aficionados al gótico y similares... O bien, si tenemos hijos comprarlo puede ser una buena opción para contarselo a ellos... aunque, como suele pasar a veces, nos guste incluso más a nosotros. Tal vez la historia peque de intentar condensar demasiadas cosas en muy poco espacio -al parecer, el proyecto inicial constaría de 200 páginas-, pero la sencillez de la trama hace que tampoco cueste mucho seguirla, al menos. En fin, un tebeo bonito que debería encontrar su público, y desde luego una apuesta la de Planeta, en tanto material de producción propia, a apoyar y seguir. Deseémosles suerte.

3 comentarios:

PAblo dijo...

A mí me pareció muy malo pero si sirve para publicar material clásico de Wood que se lo compre todo el mundo.

Impacientes Saludos.

Werewolfie dijo...

Bueno, yo no diría tanto como malo... Diría simplemente que no es mi estilo, pero tampoco me parece que yo, como lectora, sea precisamente su "target" potencial. Eso sí, reconozco que tengo bastante curiosidad por leer el Nippur de Lagash, más que nada por el contexto histórico de las aventuras...

María Eugenia dijo...

Existe varias comunidades donde intercambian opiniones sobre la obra de Robin Wood. Por intermedio de ellas se puede acceder a material de todo tipo (escaneos, revistas, reportajes, eventos) gracias al trabajo de los miembros del grupo.

http://ar.groups.yahoo.com/group/robinwood/
http://ar.groups.yahoo.com/group/woodiana/

http://woodiana.blogspot.com/
http://rebrote.blogspot.com/

Mar

Archivo del blog