Los tebeos favoritos de El Show de los Hombres Lobo: 2008

Aunque todavía no se haya terminado el año, y falte por salir alguna novedad que otra que tal vez vendría a parar a una lista como ésta, vamos a hacer un pequeño repasito "provisional" a los tebeos editados en este 2008 que más nos han gustado, por una razón o por otra. Así, sin ningún orden en particular, destacamos diez tebeos que se han editado este año y que no son reediciones:
EL NÚMERO, de Thomas Ott. Una nueva muestra del inquietante arte del suizo, que demuestra que se maneja al menos igual de bien en las distancias largas que en las cortas. Suspense, pesadillas y un arte diferente al resto.
PEPLUM, de Blutch. Uno de los artistas que más merecen ese nombre entre los que se encuentran en activo en el territorio galo, y una historia que rezuma tanto clasicismo en lo temático como vanguardia en lo gráfico. Una joya.
SOCK MONKEY, de Tony Millionaire. Segunda obra publicada aquí de este genio underground, y nueva muestra de su enorme talento. Mitad cuento cruel, mitad fantasía retro, 100% recomendable.
 KLEZMER, de Joann Sfar. Por fin ha llegado la tercera entrega de una de las obras en las que veo más en su salsa al genio de Sfar. Un teatro de la vida en toda regla, y una obra maestra absolutamente imprescindible.
CRIMINAL, de Ed Brubaker y Sean Phillips. El dúo criminal se reúne de nuevo para firmar un interesante tebeo de pura serie negra, al que se ha acusado en principio de resultar en exceso tópico, pero cuya calidad, a fin de cuentas, es innegable.
UNIVERSO DC: EL ESPECTRO, de John Ostrander y Tom Mandrake. Un personaje poco popular y difícil de escribir da opción a los autores de este tebeo para dar lo mejor de sí mismos, en historias con un ritmo frenético y con una calidad media remarcable.
CATWOMAN, de Will Pfeifer y David López. Tras la estela de Brubaker y cía, guionista y dibujante firman una etapa consistente, entretenida, con personajes memorables y una tarea gráfica de un nivel sobresaliente.
NODAME CANTABILE, de Tomoko Ninomiya. Uno de los mangas más sorprendentemente divertidos que hemos leído, en los tres tomos aparecidos hasta el momento no ha quedado ni una viñeta para el aburrimiento. Nadie diría que la música clásica y la vida en el conservatorio podrían resultar tan jocosas...
CINDERALLA, de Junko Mizuno. El objeto POP! de la temporada, tan bizarro como bonito. Un capricho para paladares selectos... o todo lo contrario, vaya.
BIOMEGA, de Tsutomu Nihei. Un nuevo trallazo del autor de Noise y Blame!, algo más asequible, al menos al principio, que sus obras anteriores, pero en la misma línea de silencio, nihilismo y paisajes ultrafuturistas semidevastados.

Y esto es todo por ahora. Seguro que nos hemos dejado alguno que otro en el tintero... pero la lista tampoco pinta tan mal, ¿verdad?

5 comentarios:

FHNavarro dijo...

Qué raro, no me veo entre los listados ;)

Un saludo

Werewolfie dijo...

Si hago una lista de webcomics, descuida que ahí estarás. ;)

Carlos Pujol dijo...

Gracias por las recomendaciones, la mitad de ellas no las he leido y muchas veces me da cosa arriesgarme sin tener ni idea del autor.Ya te diré que me han parecido.BYe.

PAblo dijo...

De tu lista si hoy temgo que elegir un único título me quedo con "Peplum" por un dedo de trapo sobre "Sock Monkey". Mañana a lo mejor hubiera cambiado el orden.

Impacientes Saludos.

Kalashnikov dijo...

Yo dejé fuera Peplum porque me lo he leído ahora en vacaciones... Pero se merece estar ahí ;-) ¡Muy buena selección!

Archivo del blog