TOMIE, de Junji Ito

Tomie de Junji Ito
Éste fue el segundo manga aparecido en nuestro país del muy interesante autor nipón Junji Ito, después de la desasosegante Uzumaki. Si bien esta última nos llegó de la mano de Planeta de Agostini, en seis libritos de su “Biblioteca Pachinko”, la encargada de la edición de Tomie fue La Cúpula, en dos libros tipo tankoubon. Sobre la calidad de los mismos no puedo evitar señalar que me parece francamente mejorable, aunque por lo menos el precio es algo más contenido que el de otros tebeos orientales publicados por la misma editorial.

La historia se interna de lleno en el género fantástico, variante terrorífica. La premisa principal, que se repite con variaciones en la mayor parte de los episodios, gira en torno a la protagonista del título, la bella joven Tomie, tan enigmática como caprichosa. Los hombres -y algunas mujeres- no pueden evitar sentirse fascinados por ella, hasta el punto en el que no pueden reprimir el impulso de… matarla y descuartizarla, literalmente. Sin embargo, ese no será más que un nuevo inicio para Tomie…

El estilo de Ito, todo un experto en esto del terror, se muestra, en especial en las primeras historias, todavía un tanto inseguro e inmaduro, mucho menos detallado que en lo que se verá más avanzada la serie -o en Uzumaki-. Así, le cuesta dar identidad propia a los rostros y fisonomías de los personajes, que llegan a confundirse con facilidad, y la narrativa resulta en ocasiones bastante confusa (a lo que no ayuda, dicho sea de paso, el polémico modo de edición “a la oriental”, con el sentido de lectura invertido). De todos modos, se aprecia una notoria evolución en el grafismo y la narrativa, mucho más detallada, realista y coherente a medida que van pasando las páginas. De hecho, el perfeccionismo de las últimas historias resulta poco menos que asombroso en un autor de una industria tan destajista como la japonesa.

La narración se articula en historias cortas, precedidas de una ilustración con el título de cada cual, generalmente sin continuidad entre sí, aunque siempre con el hilo conductor de la presencia -en un modo u otro- de la protagonista del título. El balance general de estas historietas me parece francamente positivo; aunque la estructura recuerde a la de Uzumaki -en tanto repite el esquema de historietas breves con hilo conductor-, Tomie resulta más monocorde, sin dar ningún giro argumental espectacular como sí ocurría en la serie antes mencionada. Eso no quita, sin embargo, para que las historias resulten muy entretenidas, muchas veces sorprendentes y con imágenes de gran impacto visual. Su potencial ha sido explotado, dicho sea de paso, en la industria del cine japonesa, donde se ha rodado una película inicial y una auténtica retahíla de secuelas sobre la protagonista del manga.

En suma, un manga muy interesante, quizá inferior al brillante Uzumaki, pero donde puede apreciarse más claramente la evolución como autor de Ito. Los aficionados al cómic fantástico y de terror estamos de enhorabuena ante obras como ésta.

2 comentarios:

Frankenweenie dijo...

Y estaríamos aún de más enhorabuena si la cúpula se dignase a continuar la seríe y a sacar más cosas de este estupendo autor...

Guadanya dijo...

Hace tiempo que espero que publiquen Gyo, a ver si se animan.

Archivo del blog