FOUR WOMEN, de Sam Kieth

Four Women de Sam Kieth
No tendrá fácil la entrada el lector desprevenido en este tebeo. A pesar de que muchos tópicos en torno al medio hoy en día comienzan a estar superados, y de que ese relativismo incluido en el equipamiento de serie de casi todo hijo/a de vecino permite pensar en que podremos encontrar comics de todo tipo, incluso quienes ya tienen algún rodaje todavía pueden ser sorprendidos de vez en cuando. Es el caso. Mi caso.

4 mujeres dentro de un coche. Una situación límite. La reconstrucción de los acontecimientos a partir de una psique marcada por las secuelas. Personas obligadas a enfrentarse consigo mismas, a descubrir de qué son capaces realmente, qué se esconde dentro de cada una de ellas. Piezas de un puzzle mental que toma forma hasta dibujar la imagen de un episodio esencial, un fragmento espaciotemporal que representa un cambio cualitativo espiritual. No porque aquello no estuviera ya allí, sino porque estaba oculto y finalmente ha quedado a la vista. Y redención. O no.

Todo ello contado de un modo brillante. El grafismo de Kieth, mezcla de espejo y lámpara -por decirlo con el conocido título de R. H. Abrams-, resulta tremendamente efectivo para mostrar el horror, la tensión, pero también la comicidad -negra-, el guiñol en el que nuestra vida se transforma con demasiada facilidad, sin aviso ni garantías. Conseguir transmitir angustia a través de las viñetas como lo hace Kieth no es, créanme, tarea nada sencilla.

¿Algún pero? Las dos últimas páginas me han parecido bastante anticlimáticas. Si se cayeran de la historia creo que ésta saldría ganando.

En fin: un cómic de los que hacen grande al medio, ejemplo de las posibilidades del mismo y la prueba de que personas con gran talento le han dedicado su tiempo. Si se defienden con el inglés, yo que ustedes trataría de hacerme con el tomo que recopila la historia completa. Si no, cruzaría los dedos por que alguien se decidiera a publicarlo en nuestro país.
Kieth, Sam. Four women. California: Homage Comics (DC) 2002 (recopilatorio).

7 comentarios:

Álvaro Pons dijo...

Sam Kieth: un autor a reivindicar constantemente.

Etrigan dijo...

Es uno de mis autores favoritos. Ojalá alguien edite este comic en España.

Werewolfie dijo...

También a mí me encanta Kieth. Es una pena que Planeta sacara la primera miniserie de Zero Girl y dejara, en cambio, inédita su continuación...

fnaranjo dijo...

A mí este me gustó mucho. Y Kieth es un tío raro... capaz de lo mejor y de... bueno, lo peor no, pero casi...

Werewolfie dijo...

A mí de momento todo lo que he leído de Kieth me ha gustado, aunque claro, no es que haya leído mucha cosa, por lo menos guionizada por él: esto y las dos minis de Zero Girl...

Hator dijo...

Creo que un día de éstos acabo releyendo el Maxx y le meto mano al Epicurus en inglés de una vez...

Kalashnikov dijo...

A mí a veces me da la sensación de que Kieth siempre nos cuenta la misma historia...

En cualquier caso, yo también cruzo los dedos para que editen en español este "Four Women" (soy un completista ciego) y que saquen de una vez "Epicuro el sabio".

Archivo del blog