VOLADOR, de Howard Chaykin y Gil Kane (Leyendas de Batman 12)

Leyendas de Batman 12: Volador de Howard Chaykin y Gil Kane
La colección "Leyendas de Batman" se está revelando como una oportunidad casi única para ver cómo autores de lo más variopinto nos dan su propia visión del Hombre Murciélago, con resultados, como no podía ser de otro modo, irregulares, pero a veces más que interesantes. Cumplido el primer año de la colección podríamos decir que de momento la selección ha sido, a nuestro juicio, bastante acertada, y así hemos podido leer historias a cargo de autores de la talla de Sam Kieth, Grant Morrison, Dennis O'Neill, Matt Wagner, Tim Sale o Seth Fisher, entre otros.
Precisamente la última entrega aparecida en los comercios ha sido este "Volador", a cargo de dos autores casi legendarios: el enfant terrible del cómic, Howard Chaykin, y el clásico Gil Kane. Se trata de un arco argumental que ambos hicieran para la serie americana Legends of the Dark Knight, tres números de la edición americana, entre el 24 y el 26.
Chaykin, fiel a su estilo, nos plantea una historia bastante enfermiza que implica una especie de complejo de Edipo superlativizado, armaduras de combate basadas en la tecnología de los cohetes nazis, referencias al BDSM y a Batman reducido al papel de saco de esperma -no pregunten, lean-, entre otras lindezas marca de la casa. Ahora bien, que Chaykin, pese a tratar con un icono como Batman -con lo que eso implica a nivel censor-, se mantenga más o menos fiel a sus intereses temáticos no hace, sin embargo, que el guión brille a la altura de sus obras más recordadas. Si las premisas no dejan de tener su gracia, por ejemplo a la hora de cargar las tintas sobre el componente de sexualidad sublimado a través del traje de Batman, el desarrollo deja un tanto que desear. Así, hay momentos bastante absurdos, diálogos tontunos por doquier y, temo, una falta de credibilidad que pende sobre toda la historia... Supongo que voy perdiendo la costumbre de leer tebeos de mallas, y estos cada vez me chirrían más.
Kane, el gran Gil Kane, por su parte, dibuja con el reconocible y peculiar estilo de siempre y con un oficio realmente admirable. Éste sí es uno de esos tebeos que pueden seguirse mirando las viñetas -de verdad, lo he hecho al terminar el tebeo-, maravillando por el brillante uso de las inevitables elipsis, por la maravillosa secuenciación y planificación narrativa. Los dibujos en sí mismos pueden parecer algo toscos, especialmente por el entintado (fíjense, mirando en detalle, en la cantidad de irregularidades del trazo del pincel), pero creo que esto sólo revela dos cosas: costumbre de trabajar rápido en una industria destajista, y seguridad absoluta en la calidad del propio dibujo (no importa sublimar los acabados, cosa que podría proceder para disimular un lápiz mediocre).
En resumen, una historieta de Batman, cuando menos, curiosa, y una buena oportunidad para ver al mejor Kane en acción, en un tebeo, por lo demás, barato se mire por donde se mire. A ver con qué nuevas historias y autores nos sigue sorprendiendo esta serie.

10 comentarios:

PAblo dijo...

¿Este material es "nuevo" o fue publicado en su momento por Zinco?


Impacientes Saludos.

Perse/Werewolfie dijo...

Pues no sé responderte, Pablo; si Zinco lo sacó, debió hacerlo durante la época -todos los noventa, de hecho- en la que permanecí alejada de los tebeos (sí, me perdí la era dorada de Rob! y compañía, qué pena, ¿no?). No tuve viñetas con que adobar mi adolescencia, ya ves. Suerte que han ido reeditando lo que valía la pena de la década prodigiosa...

The Question dijo...

Es material publicado por Zinco. La lástima de esta serie es la oportunidad pérdida por parte de Planeta. En lugar de convertirla en un cajón de sastre, deberían haberla dedicado a publicar íntegramente la serie de Legends. De esta manera queda en 'un quiero y no puedo', y haciendole pensar a más de uno si vale la pena desprenderse de su edición zinconiana.

J Calduch dijo...

Fue publicado por Zinco. Zinco publicó hasta más o menos el cuarentayalgo (de hecho, creo que entre lo que no publicó Zinco de la serie, no hay demasiado salvable, ya veremos cuanto se publica)

PAblo dijo...

Eso me parecía a mí.

Gracias por la información.

FranciX dijo...

Es que esta saga es mala con avaricia. Yo no salvo ni el dibujo de kane, al que perdono bastante menos ese tosco acabado que yo achaco más a un trabajo alimenticio que se basaba más en el nombre que en la calidad.

Lo peor que he leído de Chaykin y lo peor que he visto de Kane. Y ambos artistas me suelen gustar o al menos entretener.

Esta sí que fue publicada por Zinco. Los únicos números inéditos que han aparecido por el momento son los del 7 al 11.

Más adelante publicaré los contenidos de la edición Zinco de Leyendas de Batman.

Perse/Werewolfie dijo...

Pues temo no estar del todo de acuerdo, FranciX. Yo no soy precisamente de las que piensan que un dibujo de tebeo ha de ser necesariamente "bonito", en el sentido de bien acabado y demás, para ser bueno: ahí está Víctor de la Fuente, sin ir más lejos... Y sigo pensando que, como decía en el post, el oficio y saber hacer de Kane siguen presentes en esta obra, dando una de sus habituales lecciones de cómo contar una historieta en imágenes. Otros hay por ahí que, a base de "quemar" fotos y dibujar posturitas estereotipadas gozan del aplauso del público... Pero bueno, es sólo mi opinión. ;)

FranciX dijo...

Uy, perdona lo tajante de mi opinión, que no es más que eso, claro. :-D Y mira que no me gustan ese tipo de afirmaciones tan contundentes.

Lo que me pasa a mí en este caso con Gil Kane, es que sabiendo lo bien que lo puede hacer, este trabajo se me antoja desganado y por eso lo suelo calificar de alimenticio. Este tipo de acabados me suelen encantar en otros artistas que lo hacen de forma habitual y que lo tienen por "marca de fábrica" como Joe Kubert, pero en el caso de Kane me parece un intento de salir del paso rápidamente. Esto es algo que no oculta para nada su composición de página, la forma que tiene de llenar los espacios y su anatomía, pero para mí no es el Gil Kane que me gusta.

Perse/Werewolfie dijo...

FranciX, no tienes de qué disculparte, que para eso están los comentarios, para que podamos opinar y quedarnos a gusto. ;) Además, entiendo perfectamente lo que dices, y en el fondo estoy de acuerdo: Kane tiene trabajos en los que se nota que puso más mimo -o, simplemente, tuvo más tiempo para llevarlos a cabo-. Ahora bien, también los tiene todavía más apresurados... Por ejemplo (en especial al principio de), su etapa clásica en Green Lantern, donde los fondos, en muchos casos, brillan por su ausencia o por su casi ridículo esquematismo... Si comparásemos esos tebeos, o este "Volador", con, no sé, Blackmark... Pues la diferencia canta. Pero insisto, lo que diferencia a profesionales talentosos como Kane de otros más "justitos", entre otras cosas, es que Kane incluso trabajando, digamos, en perfil bajo, sigue siendo un narrador en imágenes como la copa de un pino; ¿a que, en cambio, a todos se nos ocurren ejemplos de dibujantes que, si no tienen meses por delante a la hora de currarse una grapita, les salen unos churros que dañan a la vista? Venga, un besico y gracias por comentar. :D

FranciX dijo...

Sí, más de uno y de dos se me pasan por la cabeza. Sobre todo alguno que se pega meses para hacer 24 páginas y al verlas uno no sabe en qué empleó tanto tiempo.

Por aquí nos leemos ;-)