EN EL NOMBRE DEL DIABLO, de Esteban Maroto

Esteban Maroto - En el nombre del diablo
Después de dormir el sueño de los justos durante un buen montón de años, sin previo aviso han aparecido en mi librería habitual una selección de títulos de la recordada editorial Toutain, con su retractilado intacto y a precio de saldo. Entre el montón, unas cuantas joyas: dos títulos del hoy archiconocido Pasqual Ferry, Sebastián Gorza y Crepúsculo; dos tomos de la Ghita de Alizarr de Frank Thorne; un recopilatorio con historias cortas de Gene Colan para la Warren; y el tebeo que nos ocupa, esta maravilla escrita y dibujada por Esteban Maroto.

No importa decir que Maroto es todo un clásico del cómic, y uno de nuestros artistas más internacionales. Además de toda su producción española (Cinco por infinito, Wolf, Manly el guerrero...) ha trabajado allende de nuestras fronteras : en Estados Unidos, en editoriales como la Warren (siendo uno de los principales representantes de la nutrida representación española en la época gloriosa de la editorial), Marvel (donde rediseñó a Satanna) o, ya en los 90, en DC (donde dibujó Zatanna, Amethist, Aquaman o Las crónicas de Atlantis); en Italia, para Bonelli (Brendon)... Además de como dibujante de interiores, es bien conocido como ilustrador y portadista, y tiene una ingente y muy diversificada cantidad de obra en este aspecto.

En este volumen, de 48 páginas en color, Maroto escribe e ilustra media docena de historietas fantásticas con un vínculo en común: la presencia -o, al menos, la influencia- del diablo y otros iconos de la imaginería judeocristiana. Las historietas en sí son muy dignas por lo que hace a la parte literaria, en la que Maroto se defiende a un nivel equiparable al de otros guionistas de revistas "para adultos" de la época en las que se publicaron estas historietas (aunque no se indica dónde fueron publicadas, he podido localizar al menos un par de ellas en la revista Heavy Metal, y es de suponer que el resto se editaron originalmente en esa misma revista o en publicaciones similares). A destacar el tono desmitificador y algo subversivo de las mismas, hallando ecos de autores como Herman Hesse (la lectura del alemán del "estigma de Caín" en Demian es sospechosamente similar a la de la historieta Sacrificio del álbum...) o Goethe.

Ahora bien, sin duda lo que hace realmente valioso este tebeo es la impresionante parte gráfica... y al decir "impresionante" me quedo corta. Maroto es un artista que convierte cada viñeta en una ilustración en sí misma, a base de una imaginación visual y un sentido del diseño portentosos. Puedo imaginar la influencia que Maroto debe haber tenido en otro gran maestro del cómic fantástico como es P. Craig Russell, con cuyo tratamiento de fondos, imaginería y algunas soluciones técnicas no he podido evitar trazar paralelismos. Ahora bien, el estilo de entintado, especialmente en los primeros planos de rostros y demás, recuerda más bien al "estilo Warren" que aportaron ciertos autores españoles a la editorial, con profusión de rayados para los sombreados y volúmenes contrastados con manchas de negro. De hecho, el tipo de iluminación en las tintas hace pensar en si su edición original no sería en blanco y negro y se añadiría el color con posterioridad... En todo caso, este último aspecto es la guinda del pastel: el color está pintado directamente, supongo que a base de acuarela, y realza la belleza de cada viñeta, de cada página y diseño.

En suma, nos encontramos ante una auténtica delicatessen, una maravilla a nivel visual con unas historietas más que dignas. Por desgracia Maroto es un autor que parece un tanto olvidado aquí, haciendo bueno el dicho de que nadie es profeta en su tierra... Como muestra, un botón: su entrada en la wikipedia es mucho más completa en inglés que en castellano... Sería, entonces, deseable el rescate de algunas de sus obras, bien las historietas cortas que hizo para revistas americanas, bien su producción española, o recuperar sus ilustraciones (los dos libros que editó Norma están descatalogados), o recordarle a Planeta de Agostini que Maroto tiene algunos títulos que pintan interesantes en DC... Cualquier cosa que venga firmada por este autor encontrará su hueco en mis estanterías, eso ténganlo por seguro.


5 comentarios:

yorkshire dijo...

Tiene usted, mucha razón, señorita. Un autor por rescatar.

Uno de los mejores dibujantes que ha dado el cómic español.

FHNavarro dijo...

Estas historias yo las vi publicadas por primera vez en el Zona 84, desconozco si fueron primeramente realizadas para España o para USA.

Maroto molaba, pero su estilo se ha quedado un tanto desfasado, ha envejecido mal, y conste que a mi me gustaba mucho. En su momento supuso un referente para multitud de dibujantes americanos, pero en la actualidad, me temo, que su estilo es demasiado "clásico".

Quién sabe, tal vez Glenat en su empeño de rescatar a alguno de nuestros clásicos, reedite a Maroto.

Un saludo

Ismael de Tierra X. dijo...

En Coruña a 2'95, ¿y ahí?
Creo haberlo visto en Norma o, tal vez, fuera otro.

Félix Velasco dijo...

Las historias de "En el nombre del diablo" aparecieron originalmente en Creepy 2ª época, allá por 1991, Toutain. Fueron publicadas en blanco y negro.

Rosa dijo...

Maroto es uno de los autores de cómic e ilustración más importantes que ha dado el panorama nacional. Una leyenda viva. Os dejo una entrevista muy interesante que le hicimos en ArtPassword, donde nos habla de su mundo interior.
http://www.youtube.com/watch?v=yGEFc6BSz8g

Archivo del blog