Esas cosas, de Julien Neel.

Entre las novedades que Norma Editorial nos trajo el pasado mes de noviembre encontrábamos este tomo del -corríjanme si me equivoco- por aquí inédito autor Julien Neel. Se trata de un tomo autoconclusivo, que podría enmarcarse en el subgénero autobiográfico de carácter cotidiano, para que se hagan una idea. Con este tipo de historias, me atrevería a decir, prácticamente no hay término medio: o conectan con el lector, y la lectura es empática y gratificante, o no lo hacen y sumen en el tedio más absoluto. Mi caso en este tebeo ha sido más bien lo primero, cosa que no esperaba en principio…

Lo primero: el slice of life (o tranche de vie, como prefieran), autobiográfico o no, no es un subgénero que suela llamarme la atención. He leído varios tebeos -que no mencionaré- y que no han conseguido conectar conmigo lo más mínimo. Otros, los menos, sí lo han conseguido… Las historias de Adrian Tomine, Phoebe Gloeckner, Ross Campbell o los españoles Guillem March o Calo, por decir algunos. Supongo que la cotidianidad pura y dura, la mediocridad sin más me aburre, simplemente. Incluso un tebeo al que le reconozco un gran valor como es Nunca me has gustado de Chester Brown (todo y que su Ed, el payaso feliz es de mis tebeos favoritos, aunque hay un abismo del uno al otro en muchos sentidos) no consiguió, por algún motivo, tocar ninguna fibra sensible. Tiene su lógica; este tipo de tebeos se basan, o suelen basarse, en un tipo de vivencias muy personales, de ahí el riesgo de que algo tan restringido pueda conectar o no con una mayoría de lectores. Pero tampoco pretendo teorizar sobre el tema; mejor me dejo de historias y les hablo sobre el tebeo en cuestión.

Les contaba todo esto porque, viendo el resumen del tebeo, la cosa no pintaba demasiado interesante, al menos para mí:

Julien Neel nos presenta un retrato tierno y sincero de su padre y de su relación con él durante la infancia, mezclando hábilmente realidad con ficción.

Un prestidigitador. Un padre y un hijo. Un viaje. Un dibujante sin saber qué contar. A veces, las historias de verdad están allí donde menos te lo esperas.

Traducido según lo que pensé: una historia sensiblona y aburrida sobre relaciones humanas cotidianas, muy interesante para quien lo cuenta pero un tostón para el que lo escucha (o lo lee, como es el caso). ¿Por qué me lo he traído a casa, entonces? Pues principalmente por el dibujo. A los que estén metidos en el tema de la Nouvelle BD les sonará sin duda su estilo, por ejemplo, a Sfar, con ese estilo en apariencia descuidado, apresurado y con profusión de rayitas, pero tremendamente expresivo, muy cartoon y algo infantilizado -en el buen sentido-. El caso es que me encanta; parece un cuento para niños, con colores planos, personajes caricaturescos y, ante todo, expresividad y claridad narrativa. He pensado que, al menos, tendría que echarle un vistazo, y a ver qué pasa…

Y mira tú por dónde, la excelente impresión visual ha preludiado las excelencias del contenido. La narración, en dos líneas paralelas que se entrecruzan siguiendo la técnica huxleyana del contrapunto, va mostrando la relación del autor con su padre en dos momentos cruciales en la vida de ambos, y que, por sí solos, ayudan a definir no sólo la relación entre ellos, sino con otros personajes que llegan a ser de gran importancia en su devenir. De todos modos, la historia no cuenta nada especialmente interesante (un resumen del argumento sería, sin duda, algo tópico y aburrido), pero lo que juega es la maestría del autor en el cómo nos lo cuenta. La selección de momentos, la alternancia de sonidos y silencios, el ritmo, el candor que transmiten todos los personajes, el optimismo resignado, sin buenrrollismos ni autoengaños que destila la obra… Hay, sin duda, muchos elementos que podría esgrimir para tratarles de explicar por qué esta vez sí una obra de estas características ha logrado hacer saltar esa chispa. Pero, como decía Pascal, “el corazón tiene razones que la razón no entiende”.

ESAS COSAS
Autores:
Neel, Julien
Formato: Cartoné
Tamaño: 17×24
Páginas: 112 Color
Editado por Norma Editorial
Precio 16 euros

No hay comentarios:

Archivo del blog