DESDE EL ABISMO, de varios autores.

José María Carrasco ha conseguido sorprender a propios y ajenos liándose la manta a la cabeza y convirtiendo lo que comenzó como una "editorial inexistente", dedicada a la publicación de obras en formato electrónico, en una labour of love devota al arte impreso en papel y tintas. Y en su estreno, dos obras que tienen en común al menos dos cosas: el ser obra de autores patrios y el que estos sean de talento. Dejamos De cómo te conocí, te amé y te odié de Gaspar Naranjo para otra ocasión, y comentamos hoy la otra propuesta inicial, Desde el abismo.

Lo primero que destaca del volumen, además, de la colorista portada -cuya ilustración abarca también reverso y solapas- de LuisNTC, es lo lujoso de su formato, ya que cuenta con un tamaño considerable -tipo álbum europeo- y el papel, con interiores en "glorioso blanco y negro", es de una calidad y gramaje considerables; un continente a la medida de su contenido.

El tomo, tal y como nos explica en el prólogo su editor, esconde un enigma, el de descubrir "un concepto o una descripción (...) hasta una enseñanza", relacionada con el submundo de la parte más oscura, más abismática de la realidad; en otras palabras, nos encontramos ante una recopilación de historietas e ilustraciones en las que prima una temática, la del horror, aunque no siempre puedan reducirse a esta dimensión.

La primera muestra corre a cargo de Luis NTC, "Usted está aquí", y es una historieta, digamos, tan onírica como inquietante, narrada en bocetos, casi borrones, grises y desenfocados sobre marcos de negro sólido. Se sugiere mucho más que se dice, las explicaciones brillan por su ausencia y los elementos están simplemente esbozados, dando pie a que sea el propio lector el que deba realizar el esfuerzo, si así su instinto razonador se lo requiere, de reconstruir las partes en un todo que garantice una mínima coherencia. Aun así, presumimos que el resultado será frustrante; ¿a qué obra de arte podemos pedirle eso? Mejor dejarnos llevar, estimular, sugerir. A fin de cuentas, no deja de ser un sueño, ¿verdad?

Siguen "Los niños rotos" del siempre interesante David Rubín, breve anécdota de apenas dos páginas que mantiene ese tono onírico y algo humorístico de la historieta anterior, aunque con el personal estilo del autor en lo gráfico.

"Ciprés", de Esteban Hernández, apuesta en cambio por lo costumbrista con un punto de ruptura entre demencial y fantástico; aprenderemos un curioso secreto de la jardinería y el cultivo de frutales, o tal vez sobre los devenires de la obsesión. Todo ello con un dibujo de trazo grueso funcional, sencillo y agradable.

Jorge Parras nos presenta su "Mad John", caricatura enfermiza, sádica y morbosa que nos enfrenta a terrores más físicos en un ambiente malsano; el trazo engañosamente infantil del dibujo contribuye a aumentar la inquietud que provoca la historia. Uno de los grandes hallazgos del presente volumen, en mi opinión.

"Alucinaciones" es una serie de ilustraciones de Carlos Arrojo, básicamente de rostros deformes y estriados, como buscando los límites de la expresión del dolor. El dibujo tiene un toque, digamos, exótico -recuerda algo cierto arte africano-, y el esquema de las ilustraciones -como de tema y variación, en sentido musical- deja una impresión, de nuevo, obsesiva, compulsiva y por momentos desgarradora.

Rubén Varillas, más conocido hasta ahora en nuestra querida blogosfera tebeística como el gato del pequeño Nemo, ofrece la primera parte de un ensayo sobre el género tebeístico en general y terrorífico en particular, bien documentado y excelentemente escrito; a sus pies, como siempre, nos postramos y rendimos homenaje.

Juan Gargallo nos cuenta "Una ocurrencia cualquiera", de nuevo retrato de una obsesión alucinatoria -la sombra de Poe es alargada- y experimento narrativo muy trabajado, con un dibujo muy tramado y expresionista y una composición de página que suelda o separa los elementos sin cortapisas formales.

Félix Díaz, elfelix, también se decanta aquí por las ilustraciones, agrupadas bajo el título "Migrañas", colección de figuras nuevocárnicas muy deudoras, en mi opinión, de Dave Cooper... autor por el que siento auténtica devoción, con lo que pueden tomar esto como un halago.

Con Zoraida Zaro encontramos una de las gemas del tomo, "La amenaza inesperada": delirante en su premisa, brillante en su ejecución. Esta autora, además, es la encargada de realizar la galería con los retratos de todos los autores que cierra el tomo.

Pere Joan ocupa tres páginas del tomo con sendas ilustraciones y unos textos.

Sonia Pulido y Geo Rôo cortan un fragmento de sueño -de pesadilla, más bien- en dos páginas bien aprovechadas, con el singular estilo de dibujo al que la primera nos tiene acostumbrados.

A partir de este momento, el clásico Max se convierte en el protagonista del volumen. En primer lugar, una historieta de apenas tres páginas, "Buques gemelos", dibujada con la habitual limpieza y belleza plástica del gran artista afincado en Mallorca. A continuación, un diálogo a dos bandas con el editor a propósito de las ilustraciones de Max para un libro. Y finalmente, un comentario a cargo de otro grande, en este caso del amor por el tebeo, como es Álvaro Pons.

La última historieta es "El río" de Brais, que reúne, como muy bien ha señalado Kalashnikov, a Marjane Satrapi, Charles Burns y Daniel Clowes, de nuevo en una historia onírica y que se resiste a la comprensión, cerrando el círculo iniciado por LuisNTC al principio del volumen y dejándonos con un buen sabor de boca... o quizá no tan bueno, que de eso se trataba.

Haciendo un balance global es obvio señalar que, tratándose como se trata de una antología que reúne autores de lo más variopinto, hay para todos los gustos. Por supuesto, cada cual tendrá sus preferencias, pero hay que reconocer que el nivel medio es francamente excelente y el hilo conductor que representa la temática confiere cierta unidad al conjunto. Se nota, además, la libertad total en la que han debido desarrollarse las obras, ya que no hay ningún tipo de concesión a nada que no sea el propio devenir artístico. Sólo cabe, pues, felicitar al padrino de la criatura y a todos sus papás, y esperar que este engendro abisal que, paradójicamente, tan buenos momentos nos ha dado tenga pronto un hermanito. Aquí lo esperaremos.

6 comentarios:

Little Nemo's Kat dijo...

Vaya ritmo y densidad editora que se nos gasta usted, ¡no se va a equivocar don Álvaro, seguro! ¡Menudo re-estreno!

Muchas gracias, además, por las palabras (excesivamente) amables y, sobre todo, por una reseña tan extensa, como bien trabajada.

Con lectores-amigos así, da gusto. Ojalá podamos encontrarnos de nuevo en una segunda parte de "Desde el abismo", porque, como bien dice, en él camino hemos descubierto viñetas y gentes que bien valen el esfuerzo lector. Un saludo ;)

Kalashnikov dijo...

¡Pedazo reseña, Wolfie! Yo me dejé fuera a Álvaro Pons y Geo Rôo... ^_^' Estoy de acuerdo en casi todo (la referencia al arte africano a partir de Carlos Arrojo me parece muy acertada). ¡Gracias por el enlace!

yorkshire dijo...

Es verdad, señorita La Perse, una vez que ha salido en la guía Michelín de La Cárcel de Papel, todo es cuestión de seguir este ritmo.

Muy amable por ser tan "cariñosa" y morosa en tu reseña de nuestro cómic.

Un abrazo y te leemos todos los días.

PD: Cuando puedas, estamos a tu entera disposición para esta entrevista, ¿ok?

Anónimo dijo...

Lo que más me ha gustado es que lo hayan salpimentado con todas esas direcciones interneteras. Pero no haber leído el cuento del que tanto hablan me deja en muy mal estado.
Si fuese extranjero no me lo habría comprado.
Ismael, el hombre del PEROponeso.

Anónimo dijo...

Aunque lo mejor de haberlo comprado es que, si no hay un número dos, dentro de cinco años esa entrevista se cotizará bien entre las sanguesugas del tebeo de la segunda mano... Sí, creo que ha sido una buena compra. Ahora mismo lo meto en un bote para melocotones.
Ismael.

LuisNCT dijo...

...Y podeis ver el proceso de elaboración de la portada en mi blog.
por cierto, que es NCT, no NTC

Archivo del blog